Páginas vistas en total

domingo, 31 de julio de 2011

EL CLUB DEPORTIVO ZAMORA


Logotipo del Zamora durante su etapa en Primera. Tomada de Memoria Futbolera.

El Club Deportivo Zamora surgió en 1950, y al año siguiente, junto con Zacatepec, Pachuca, Toluca, Irapuato, Morelia y Querétaro se convirtió en uno de los fundadores de la segunda división. Tras cinco años de luchar por el ascenso, el club finalmente fue campeón de segunda en 1955, convirtirtiéndose en el segundo equipo michoacano en hacerlo, después de La Piedad, que había subido en 1952.

Su debut en primera se dió el 10 de julio de 1955 y en su primera alineación estuvieron:

Portero:
Gilberto Zamora (Curiosamente se apellidaba igual que el equipo que defendía)

Defensas:
Primitivo Carrillo
Aurelio "Polis" Romero
Jorge Guzmán

Medios:
Roberto Ramos
Slvestre Fuentes

Delanteros:
"Trino" Morales
Sergio Patiño
José Quintanar
Florentino Quintanar
y Pedro Morales (Anotador del primer gol del equipo)

Su entrenador era el argentino Enrique Álvarez Vega, el mismo que los venía dirigiendo desde la segunda división.

El Zamora inició perdiendo con Chivas 4-1 y durante toda la campaña vivió un verdadero calvario, por lo que al final de la temporada regresó a segunda división.

Dos años después, dirigido por Raúl Leguizamón, el Zamora volvió a ascender, acompañado de su coterráneo Morelia, equipo que llegó a primera división con objeto de sustituir al Puebla, que había desaparecido un año antes.

Ya para iniciar esta nueva campaña, el equipo zamorano contrató como timonel a Eduardo Valdatti, el famoso "Viejo", que había hecho campeón al Atlas unos pocos años atrás. Asimismo se reforzó con algunos jugadores destacados para eludir el descenso, tales como el portero Fernando Barrón, el delantero Sigifredo "Chivo" Mercado (Padre del mundialista en 2002) y los argentinos Héctor Dadderio, Juan Bautista Pérez, Antonio Bonezzi y Roberto Masciarelli (Cuyo hijo sería ídolo del Atlas en los ochenta).

Zamora lograría evitar el descenso esa temporada, sin embargo, su segunda etapa también resultó efimera (apenas 3 años), despidiéndose de la primera división el 10 de marzo de 1960, jugando contra Necaxa, con un escandaloso marcador de 7-2 en contra.

Los jugadores del Zamora en ese partido fueron: Gilberto Zamora; Jorge Rodríguez, Juan Cornejo, Roberto Ramos; Francisco "Comeuñas" Sánchez, Sergio Patiño; Guillermo Méndez, Enrique Wence, Roberto Arias, Álvarez y Rogelio "Kelo" Méndez (Quien anotó el último gol de la franquicia en la máxima división.)
Su entrenador era el argentino Carlos Sebille.

Cabe mencionar que durante esas mismas tres temporadas hubo dos equipos michoacanos en la primera división y que el Zamora jugó en esa etapa un partido internacional, el cual perdió 3 goles a 2 con el Independiente de Avellaneda.

Un caso curioso es la relación que tiene con el Monterrey, en cuanto al tema de ascensos y descensos: Las dos veces que los michoacanos descendieron, la antigua "Pandilla" ocupó su lugar; mientras que el lugar de los neoleoneses fue ocupado precisamente por el Zamora, cuando éstos descendieron.

Tras años deambulando entre la Segunda y Tercera; así como numerosas desapariciones y reapariciones (incluyendo el exótico paso de los Jaguares Zamora, filial del conjunto chiapaneco); desde hace unos años una franquicia llamada Real Zamora ha crecido a pasos agigantados en las divisiones inferiores: En tan sólo 2 años han pasado de la Tercera División a la Segunda División Premier; pues en mayo del 2016 se coronaron campeones de la Liga de Nuevos Talentos al vencer a la filial del Correcaminos por marcardor de 7-1 global.


Sin duda Zamora es una plaza tradicional, que busca destacar nuevamente en los primeros planos futbolísticos nacionales. Es una pena que la falta de infraestructura (hace unos años se comenzó a construir un estadio, pero se estancó el proyecto y quedó sólo una parte en obra negra) pueda llegar a ser pronto un freno de mano para que este proyecto siga creciendo como lo ha hecho hasta ahora. Ojalá se le de el apoyo necesario a este equipo para que no quede en uno más de los tantos sueños zamoranos que se han esfumado en la cancha.

Para conocer la historia de más equipos antiguos y desaparecidos, da clic aquí

viernes, 29 de julio de 2011

Por si no lo viste

Los goles de los equipos mexicanos en la ronda previa de la Liga de Campeones de la CONCACAF.


Santos Laguna 3-1 Olimpia (Honduras)


Monarcas Morelia 5-0 FC Tempete (Haití)

martes, 26 de julio de 2011

Las 4 claves del éxito de Uruguay y del fracaso de Argentina



Uruguay y Argentina dos históricos del balompié sudamericano y mundial que hoy día pasan por situaciones totalmente opuestas. Los charrúas que han conquistado el pasado domingo la Copa América han repuntado y viven un momento glorioso, momento que no vivían desde hace medio siglo cuando ganaron su segundo campeonato mundial en Brasil 1950, recordado como el “maracanazo”. Los argentinos viven una crisis tras fracasar en torneos internacionales y acumular un ayuno de campeonatos desde aquella victoria sobre México en la Copa América de Ecuador 1993.

La exigente hinchada argentina y la siempre dura AFA (Asociación de Fútbol de la Argentina) han puesto en la guillotina la cabeza del Diretor Técnico Sergio Batista, han criticado a su máximo exponente individual Lionel Messi como un jugador de club y no de selección, sin embargo, aquí les presento un análisis más elaborado de algunos factores que han puesto a la albiceleste en un tobogán de desilusiones y de crisis.

La “celeste” como la llama la afición uruguaya por el contrario vive un contexto totalmente distinto, se habla de que es una generación brillante en la zona ofensiva que nunca antes se había tenido, pero detrás de esa camada de buenos jugadores hay un trabajo homogéneo, donde el equilibrio, la humildad y la estabilidad de un grupo ha hecho que la “celeste” brille de nueva cuenta en la élite del fútbol mundial.

Aquí las 4 claves.

CONTINUIDAD EN EL PROCESO

El “maestro” Oscar Washington Tabarez tuvo la fortuna de que los dirigentes del fútbol uruguayo tuvieron paciencia desde su llegada, hay que recordar que el equipo no hizo una buena eliminatoria sudamericana, incluso, tuvieron que disputarse un repechaje con la selección de Costa Rica, tras haber quedado con muchos apuros en el 5to puesto de la clasificación del sur de América. Los charrúas dejaron muchas dudas, y nadie apostaba por ellos en la copa del mundo de Sudáfrica, los pronósticos los dejaban apenas en la primera ronda del certamen, para sorpresa de todos, y a través de su “garra” que los caracteriza, aunado al repunte individual de sus figuras y sobretodo al buen equilibrio de todas las líneas el “maestro” Tabarez confirmo que el trabajo en una selección es un trabajo arduo, un trabajo que requiere paciencia para cosechar frutos y no sólo consiguieron un tercer puesto mundial, sino que la continuidad en el proceso los tiene ahora como monarcas de América.

Los albicelestes tampoco hicieron una fastuosa eliminatoria para Sudáfrica, y la primera clave del fracaso fue no darle continuidad al cuerpo técnico, Después de la eliminación en Alemania 2006 llegó a su fin trabajo del formador de jóvenes José Pekerman, posteriormente llegó el experimentado Alfio Basile, quien hizo unas eliminatorias para el olvido perdiendo partidos en casa vapuleado por selecciones como la boliviana, y desplegando un fútbol sombrío, llego su final a los 2 años de su gestión. Llegó un periodo de suma expectativa, el grandioso Diego Maradona era contratado para terminar la eliminatoria y dirigir su primera copa del mundo. Los argentinos avanzaron a la copa mundial tras vencer en el Centenario de Montevideo a Uruguay justo en la última fecha y evitando la reclasificación con un equipo de Concacaf de milagro. El sueño terminó y la desilusión se agudizó cuando los alemanes les pegaron un baile al golearlos y dejarlos fuera en la justa mundialista africana. Fiel a su costumbre Maradona tuvo problemas con la AFA y salió por la puerta de atrás para darle entrada a un Sergio Batista que hoy está en la guillotina por ser eliminado en su propia casa. Cuatro técnicos en cinco años, cuatro sistemas y estilos distintos, ningún periodo respetado, todas las competiciones fueron fracasos, y en todas los culpables fieles a la hinchada argentina fueron los entrenadores. Parece que los argentinos se han olvidado de la fórmula que les dio éxito tanto en Argentina 1978 y en México 1986 los cuerpos técnicos tuvieron un proceso largo que culminó en campeonato mundial. Cabe destacar que en estos brillantes años del balompié argentino, tanto César Luis Menotti y Carlos Bilardo duraron 8 y 7 años en el banquillo respectivamente, y los inicios de ambos también fueron inciertos, pero el trabajo y la continuidad fueron esenciales. ¿Cómo diablos quiere Argentina éxito si cada año se corta un proceso, se corta un sello y un estilo? ¿Ahora quién vendrá? ¿Bianchi, el “Tata” Martino? Sea el que llegue se topará con el freno que el fútbol argentino tiene desde hace mucho tiempo, sus dirigentes.

FIGURAS + TRABAJO EN EQUIPO = EQUILIBRIO

La calidad de exportación de los jugadores argentinos es una constante hasta nuestros días, no sólo tienen al mejor jugador del mundo, sus figuras son base en todos los equipos de todas las ligas del orbe, en los mejores equipos de Europa siempre hay al menos un argentino en el once inicial, pero ello ha sido una arma de dos filos. Ni Basile, ni Maradona y mucho menos Batista pudieron encontrar un punto de equilibrio en conjuntar las figuras para un fin común. Incluso, se han dado el lujo de dejar fuera de convocatorias ha jugadores consagrados en el viejo continente, por ejemplo: Maradona dejo fuera del mundial a Javier Zanetti, quien en ese mismo año ganó Champions con el Inter de Milán, apostó por Jonás Gutierrez quien ahora no fue tomado en cuenta por Batista. Está más que comprobado que los equipos son de conjuntos y no de individualidades; recordando los últimos grandes campeones de torneos importantes tenemos que en todos se han respetado los procesos, tanto los puestos del cuerpo técnico como de jugadores: el FC Barcelona lleva un proceso de varios años con Guardiola, la selección Española mantiene la misma base de jugadores y estilo de juego, tanto la que tuvo Aragonés en la Eurocopa de 2008 como la de Del Bosque en Sudáfrica 2010, Uruguay tercer lugar del mundo usó prácticamente el mismo equipo ahora en la Copa América de 2011.

Los uruguayos no tienen jugadores de nombres rimbombantes, salvo Suárez, Forlán y Cavani, sin embargo, en todas sus líneas tienen a jugadores líderes que están a la altura del máximo nivel que se juega en Europa, y no sólo la solidez de líneas, sino la mezcla de experiencia y juventud: Muslera en la puerta, el gran capitán Lugano en la central, Arévalo y Pérez como pilares en media cancha y los arietes Forlán y Suárez forman una columna vertebral que siempre le entregó buenos dividendos al equipo sobresaliendo el trabajo de grupo.

SISTEMA DE JUEGO

Tabarez no descubrió el hilo negro en la estrategia para este repunte uruguayo, manejó siempre la convencional formación 4-4-2, en el que la clave fue el trabajo de recuperación y contraatacar con un tremendo despliegue físico, si bien, los charrúas nunca fueron un conjunto espectacular que avasallara con muchas situaciones de gol, si fueron sumamente ordenados, pero lo que destaco es el equilibrio y la vocación de sacrificio de todos sus jugadores, así como la misma idea plasmada en todos los jugadores del plantel. Las lesiones no fueron obstáculo porque cuando sucedieron siempre alguien de la banca entraba en la misma sintonía del equipo; Gargano por Arévalo, González por Pereira, entre muchos otros.

De Argentina nunca se pudo hablar de una constante o de unidad en su sistema de juego, Maradona buscó un equipo ultra ofensivo, mientras Basile fue conservador y más tirado atrás, ahora Batista quizo sacarle jugo a la dinámica de sus piezas, pero ni jugando con tres atacantes de élite pudo encontrar una fórmula efectiva, la defensiva se mostró lenta con Burdisso y con un errático y duro Gabriel Milito, en el centro del campo se terminaron confundiendo Zanetti y Mascherano.

HUMILDAD

Las conferencias de prensa en donde se presume que son los mejores, en donde se insulta y se menosprecia, las misma hinchada que se crece y humilla en los estadios, la necedad de la dirigencia de la AFA por no aceptar sus errores, la nula aceptación que los equipos un juegan para las figuras, sino las figuras juegan para el equipo tienen a una Argentina en un tobogán de descalabros, por errores de continuidad y de malas decisiones ya descendió uno de sus clubes más importantes, el River Plate, ahora, la selección mantiene un ayuno de casi 20 años sin alzar un campeonato, sin ser esa selección temible, sin ser ese equipo con identidad, ahora tenemos un cuadro repleto de virtuosos futbolistas pero sin la claridad de un líder, sin la claridad de una idea y de una mística.

El espíritu uruguayo se basa en la humildad, el no ser favoritos dicen que les ha quitado presión, pero vemos a un Osacar Tabarez que no se para el cuello, que le da el crédito a sus jugadores y al trabajo de todo el grupo, respeta y habla bien de sus rivales y sobretodo pese a ganar sigue criticando y tratando de corregir lo que no le gustó de su equipo.

Un gigante empieza a ser pequeño y un viejo gigante ha vuelto a resplandecer.

Monarcas Morelia: 30 años de ser de Primera

30 años de pertenecer a la élite, 47 temporadas consecutivas jugando junto con los grandes, los históricos, las leyendas.

Un día como hoy pero de 1981, los entonces “canarios” del Atlético Morelia enfrentaron al Tapatío (en aquel entonces avecindado en Uruapan) en el partido de vuelta de la final de la Segunda División. El partido de ida había terminado empatado 1-1, y en aquella histórica fecha el estadio Venustiano Carranza fue el marco de una de las hazañas más recordadas y trascendentes del fútbol michoacano: Con gol anotado por Horacio Rocha (de tiro penal) el Atlético Morelia repitió la dosis y consagró así su regreso al máximo circuito de México. Atrás quedaron 13 años de tristeza, de frustración y de sueños incumplidos; los héroes rojiamarillos de esa tarde dejaron un legado para los todos los aficionados al fútbol de la antigua Valladolid, los presentes y quienes vendríamos después.


Nombres como los de Félix Madrigal, Horacio Rocha, Jaime "Capi" Salgado y Jacinto Ambriz siguen siendo mencionados cual héroes de tiempos lejanos quienes, venciendo a todos los enemigos y sin perder jamás la fe, lograron consumar el sueño de miles de personas: devolver a Morelia a los primeros planos futbolísticos nacionales. Es cierto que han pasado tiempos aciagos, se han vivido momentos dramáticos en la lucha por no descender; pero también se han logrado cosas importantes: 1 título de liga, dos participaciones en la Copa Libertadores de América, 3 sub-campeonatos, 2 superlideratos, 2 sub-campeonatos de la CONCACAF, 1 Superliga…


Es cierto que de aquellos Canarios a los actuales Monarcas hay mucha diferencia: Hoy no se tienen las carencias de antaño, se cuenta con un estadio moderno, funcional, cómodo y vanguardista como lo es el estadio Morelos; se tiene el patrocinio de una televisora que respalda al equipo en la parte financiera y de recursos; los jugadores cuentan con todos los lujos y comodidades posibles, gozan de buen sueldo; se tiene un gran equipo de colaboradores alrededor de la marca del equipo, que va desde una guía de medios hasta programa de radio, podcast y página de internet oficial, así como presencia en las redes sociales; las instalaciones de entrenamiento son de primer mundo… Nada que ver con el viejo estadio Venustiano Carranza, las pretemporadas en el famoso Kilómetro 23 en las afueras de la ciudad, gimnasios rústicos, sin un programa de fuerzas básicas que sustente a la institución y sin más apoyo que el de don Nicandro Ortiz y su mancuerna con quien fuera entrenador del equipo por más de 10 años –y que sigue siendo un récord en nuestra liga-: Antonio “la Tota” Carvajal. Quizá por ello tiene aún más mérito la hazaña que hoy se conmemora en Morelia, porque a pesar de tener muy poco, el corazón de aquellos jugadores fue más grande que todas sus carencias, y cumplieron el objetivo trazado desde 1968, cuando el equipo descendió.


A 30 años de distancia, no queda sino mirar los vídeos de aquellos felices momentos para los aficionados morelianos quienes han estado siempre ahí, aguantando los malos momentos y celebrando en los buenos; apoyando pero también exigiendo, sufriendo y gozando… Todo lo que hoy somos y lo que se tiene hoy en día es producto de aquella magnífica temporada 1980-81 que culminó con el campeonato –y el subsecuente ascenso-de segunda división. Es por ese partido, es por esa fecha que hoy todos los aficionados monarcas podemos estar orgullosos de cumplir 30 años seguidos como equipo de Primera División. Ojalá que nuestra directiva entienda que éstas son las fechas, las conmemoraciones que nutren la identidad de nuestro club, que merecen ser recordadas y celebradas por todos, y no olvidarnos de aquellos héroes que nos regalaron el privilegio de ocupar la posición que tenemos hoy en día; ojalá que a esas leyendas vivientes se les reconozca por su justa valía, y no se les relegue a jugar solamente un partido cualquiera en las canchas de la Liga municipal.

Hoy Monarcas/Atlético Morelia está de fiesta, y no es para menos: No todos los días se cumplen 30 años ininterrumpidos en la Primera División. ¡¡Felicidades, y gracias a todos quienes hicieron posible esta hazaña, para deleite de todos nosotros!! ¡¡Fuerza Monarcas!!

lunes, 25 de julio de 2011

Lo que dejó esta Copa América

Quien diga que al principio de este torneo pronosticó que la final sería Uruguay vs Paraguay lo tacharía indudablemente de mentiroso. Esta Copa América pasará a la historia como un certamen lleno de sorpresas pero también decepciones, por el empuje de los –mal llamados a mi gusto- equipos “chicos” y por el arrastre del prestigio de los “grandes”; por la gran infraestructura de los estadios sede y por las pésimas condiciones de las canchas; por el gran colorido y la gran pasión en las tribunas, contrastados con el poco empuje y la mediocridad que por grandes lapsos se vivieron en varios encuentros… Creo que esta Copa América terminó siendo la equivalente a un “Italia 90” en términos de emoción.


Dentro de todo lo que se pueda aplaudir o criticar, esta Copa América nos dejó muchos datos y detalles que pasarán a la historia. A continuación enumero los que considero más destacados:


1. La peor actuación de México en una Copa América: atrás quedaron las hazañas de “Zague”, Ramón Morales, Luis Hernández, Nery Castillo, Gerardo Torrado, Jared Borgetti, David Patiño, Hugo Sánchez y tantos más; la selección mexicana terminó última del certamen, con 0 puntos y con un trabajo colectivo inexistente. La mala planificación, las imposiciones de CONCACAF –que no sé porqué nunca se buscó una apelación a tal limitante-, la delegación de responsabilidades, mala elección de jugadores, la improvisación en el acomodo y el parado táctico con algunos elementos, más los problemas extra-cancha que forzaron a quitar 8 jugadores y traer caras nuevas a una semana del inicio de la competencia son la receta ideal para cocinar el más grande fracaso de nuestra nación en el torneo más prestigiado del continente. Creo que el fútbol ya rebasó a un Luis Fernando Tena que parece anclado, estático ante un fútbol moderno que se convulsiona, se mueve y cambia de modos y formas constantemente. Si querían preparar y foguear realmente a la selección Sub-22 para los juegos olímpicos, lo hubieran hecho en forma, no desperdiciando una competencia de tal magnitud. Una participación dolorosa y para la el salón de la infamia; espero que aprendamos de tan costoso error.


2. El bajo nivel de juego en la primera ronda: pocos goles, partidos muy cerrados y resultados que permitieron a prácticamente todos los equipos llegar a la última fecha con posibilidades y con calculadoras en mano. Aunque al final se hizo justicia y triunfó el fútbol vistoso con el campeón, tal parecía que la afrenta de varios equipos era “no perder y esperar a que los puntos fueren suficientes”. Selecciones como Ecuador quedaron a deber, y Bolivia parece que triunfó al arrancarle un punto al local en su propia casa.


3. Un sistema de competencia en donde participan 12 equipos y 8 clasifican a segunda ronda es obsoleto. Queda claro que cuando sólo hay 12 equipos en un torneo, las posibilidades de ver buen fútbol disminuyen. Ojalá la propuesta de aumentar a 16 los participantes (con los 6 mejores equipos de la CONCACAF) sea real, porque el formato actual de competencia me parece necesita una fuerte remodelación, si queremos seguir viendo espectáculo en un torneo tan importante y con tanto prestigio a nivel internacional.


4. Argentina: Parecía que tenía la mesa puesta para ser campeón, pero una serie de errores privaron a los anfitriones de disfrutar su fiesta al máximo. Excesiva responsabilidad para Messi, improvisación con algunos jugadores, otros convocados y jugando aún cuando su nivel no era el óptimo, mientras que otros a quienes consideraba en mejor estado fueron relegados a entrar de cambio; un técnico que se reveló incapaz de tomar las riendas de semejante selección y que al menos ha podido unificar al medio en torno a su desaprobación… ¡Cómo estarán de mal las cosas, que la gente pide el regreso de Maradona! No cabe duda de que el fútbol argentino está atravesando una severa crisis en todos sus niveles; y ojalá por el bien de ellos puedan solventarlas lo más pronto posible, empezando por desbancar al dictador moderno que tiene secuestrada a la AFA desde hace más de 30 años: Julio Grondona. Mientras ese dinosaurio siga diciendo cómo respirar, cómo jugar, a quién convocar y proponiendo una primera división con 40 equipos, seguirán en el atolladero.


5. Brasil y los 4 penales fallados: Para la historia y las anécdotas. El único equipo que recuerdo falló todos sus penales en una fase definitiva es Boca Juniors en la final de la Copa Libertadores del 2004, ante Once Caldas de Colombia. El prestigio de Brasil también fue arrastrado por tierras pamperas, con jugadores a quienes pintan como cracks, pero que distan mucho aún de ser gente importante. No sé si la mercadotecnia haya rebasado al deporte, y también me parece preocupante que la juventud tome como ejemplo a seguir a un jugador berrinchudo, egoísta, soberbio y alzado como Neymar. El fútbol es un juego de conjunto, y si a Brasil se le ha olvidado un concepto tan básico, es normal que su espectacularidad se desvanezca. Ojalá recuperen su magia pronto, para que sigan deleitándonos como siempre lo han hecho.


6. Villar y Muslera: Creo que si en el beisbol se le hace mucho ruido y faramalla al pitcher que logra un juego perfecto (sin hit ni carrera), a Justo Villar se le tiene que reconocer el partido contra Brasil: no sólo realizó la atajada de la Copa a un disparo de Pato, sino que además ni con 4 penales en contra pudo recibir anotación. Fue el partido perfecto y soñado para cualquier guardameta. Por otro lado Muslera ha demostrado estar al nivel de los más grandes y se convirtió en factor fundamental para que el equipo de Uruguay se alzara con el título. Ambos porteros fueron los mejores del torneo, sin duda alguna, y pilares para que ambas selecciones disputaran la gran final.


7. Venezuela y Perú: De lo que más me dio gusto en esta Copa América fue ver el despertar de un histórico como Perú; habían vivido en la ignominia futbolística desde aquel lejano mundial de España 82, y parece que bajo la batuta de un conocedor como Markarian pueden resurgir. Ellos mismos lo dicen, la meta no era el tercer lugar en Copa América, sino calificar a Brasil 2014, y me parece que van por buen camino. De forma personal creo que le ha venido bien que no jueguen no Farfán ni Pizarro ni otros jugadores considerados “importantes”; no niego la gran calidad técnica de estos elementos, pero son jugadores de corte individual, nunca han podido brillar con una selección inca que está ávida de progreso y de trabajo colectivo; encima tienen al campeón de goleo del certamen (Paolo Guerrero), otro buen logro. Venezuela, por otro lado es ya una realidad, pocas selecciones en el mundo han crecido al paso de los Bolivarianos, y tal parece que ese colchón de puntos seguros que implicaba visitar Maracaibo o Caracas es historia. Los venezolanos ya no exportan sólo mujeres hermosas y beisbolistas importantes, sus futbolistas son también ya cotizados y tal parece que apenas es el despegue. Esto sin duda le vendrá bien a la Conmebol, pues el nivel del área seguirá elevándose.


8. Uruguay campeón: No profundizaré mucho en este tema, puesto que espero que un buen amigo Uruguayo se explaye más en este mismo espacio, pero me da gusto que los Charrúas sean nuevamente campeones del cono sur. Triunfó el buen fútbol sobre los esquemas defensivos con un grupo que no sólo actúan como seleccionados, sino que además dan la impresión de que son buenos amigos. Tienen adelante a un verdadero crack y líder como Diego Forlán, a un demonio en el área como Suárez; Arévalo y los Pereira apoyan en lo necesario al frente pero también marcan y recuperan, Lugano pone orden y atrás y el anteriormente mencionado Muslera mantiene la valla bien resguardada. Merecidísimo el 15avo. Título, no queda duda de que el renacer uruguayo es toda una realidad, siendo la mejor selección americana del último mundial, sub-campeones a nivel sub-17 y ahora los mejores de Sudamérica. Felices deben de estar los espíritus de 1930 y del Maracanazo de 1950, porque los jugadores actuales portan con toda dignidad, orgullo y merecimiento la playera celeste.


Me parece que esta Copa América sirvió para evidenciar la situación actual de todas las selecciones sudamericanas; queda claro en donde están todas las selecciones actualmente, y también nos da un esbozo de cómo serán probablemente las eliminatorias rumbo a la próxima copa del mundo. La eliminatoria de Conmebol es la más difícil y complicada, y tal parece que el nivel tan equilibrado nos dará una eliminatoria muy cerrada, pareja y emocionante; por el bien del fútbol que así sea.


Para cerrar bien, les dejo los goles de la final, así como del partido por el tercer lugar.

Perú 4-1 Venezuela


Uruguay 3-0 Paraguay


domingo, 24 de julio de 2011

LA FURIA POBLANA




Contando a Luis García Sanz, su más reciente adquisición, por el Puebla han desfilado 24 jugadores españoles desde el inicio del fútbol profesional:

1. José Iborra (portero) (44-45 y 47-48)
2. Manuel Pando (defensa) (44-45)
3. Sabino Aguirre (defensa) (44-46)
4. Manuel Martínez (delantero) (47-52)
5. Nicolás Viar (delantero) (47-49)
6. Gonzalo Iturbe (medio) (50-54)
7. Manuel García (defensa) (51-52)
8. Luis Pintor (medio) (51-53)
9. Manuel Del Toro (delantero) (51-53 y 54-56)
10 Alfredo Sánchez (medio) (52-53)
11. Mariano Uceda (delantero) (52-53)
12. Miguel Torra (delantero) (53-54)
13. Benito Pardo (medio) (70-72)
14. José Martínez “Pirri” (defensa) (80-82)
15. Juan Manuel Asensi (medio) (80-82)
16. Hugo Cabezas (delantero) (80-81)
17. Francisco Langostera (portero) (81-82)
18. Santiago Idígoras (delantero) (81-82)
19. José Benito Cucala (delantero) (81-82)
20. Carlos Muñoz (delantero)(Campeón goleador del Invierno 96) (96-98)
21. Francisco Higuera (delantero) (97-98)
22. Miguel Pardeza (delantero) (Verano 98 y Verano 99)
23. Raúl Ibañez (delantero) (Invierno 99)
24. Luis García Sanz(delantero)(Apertura 2011)

En las fotos aparecen: Asensi y Pirri en la primera, en la segunda Carlos Muñoz

jueves, 21 de julio de 2011

América: eres un grande pero insisten en que dejes de serlo



Fue de llamar mi atención la nueva campaña de mercadotecnia y publicidad que lanzó el Club América, desesperados por la ausencia de títulos, agobiados por constatar que la afición se ha alejado del estadio, abrumados por el pobre desempeño en relación al espectáculo que siempre demanda la hinchada del América, fastidiados de ver que los equipos “chicos” están cada vez más cerca de alcanzarlos en títulos, el Club América utiliza esta estrategia de marketing para según ellos, demostrar y enaltecer su “grandeza”

En los últimos 20 años, justo después de la época dorada del americanismo, las Águilas ostentan sólo 2 títulos de liga (Verano 2002 y Clausura 2005) y es cuando uno se pregunta ¿un equipo puede llamarse “grande” cuando en 20 años gana dos títulos?

Todos sabemos la costumbre de los dueños del América en torno a resolver a “billetazos” trayendo jugadores extranjeros al club, que en la mayoría de las veces fracasan y salen por la puerta de atrás, no obstante, considero que no sólo el problema es las contrataciones, o el mito urbano de que “los buenos jugadores los echa a perder el América” considero que el problema de los de Coapa está en su misma estructura.

En la actualidad tenemos a su Presidente, Michel Bauer, tan pequeño de tamaño como pequeño como dirigente de un club de abolengo, de un club que llama la atención de forma natural, de un club que merece menos de lo que en sí es. Bauer un hombre que si bien se rumora es un virtuoso de los negocios de Televisa, no es un hombre de fútbol, un hombre que sepa lo que significa el tomar la batuta de un equipo protagonista del fútbol mexicano. El señor ha fracasado en sus decisiones, trajo a Ramón el “Pelado” Díaz y fue un fracaso rotundo, Chucho Ramírez nunca cuajó, Lapuente alejó más a los aficionados con su fútbol mezquino y de contragolpe. Ahora, la apuesta por el símbolo Carlos Reinoso es una interrogante, la campaña pasada fue meramente de algunos destellos. Al parecer, el América actual sigue confundido, que alguien le explique a Emilio Azcárraga que el fútbol se gana a títulos no se gana en rating televisivos, en lo original de los spots, ni en el número de socios águilas que se tenga registrados.

Al parecer, la estrategia ha cambiado, ahora traen a Luis Roberto Alves “Zague” como correspondencia a la nueva idea que gusta a la afición que a sus águilas las dirija gente que triunfó en el club, sin embargo, aún encontramos un sin fin de incongruencias, si esa es la nueva fórmula ¿por qué siguen Bauer y Ordiales en sus puestos?

Aún con estas incongruencias del americanismo, hay varios frutos que bien pueden servir de bálsamo para este tiempo de “vacas flacas”, los jóvenes de la sub 20 son bicampeones, los de sub 17 se ubicaron en 3er lugar, y los de la sub 15 de fuerzas básicas alcanzaron el campeonato hace 1 semana en el torneo organizado por la Federación Mexicana de Fútbol. Alfredo Tena, Guillermo Huerta, Rodrigo Lara y Marco A. Sánchez Yacuta han hecho un buen trabajo, sin embargo, todos estos jóvenes… ¿tendrán oportunidad?, o se irán a los “patitos” feos de Televisa en el corto plazo como son San Luis y Necaxa para foguearse y después si algún extranjero se los permite puedan tener cabida en el 1er equipo.

El América aún tiene muchos vicios que no le permiten confirmar su “grandeza” entre ellos sus propios dueños, y sus propios dirigentes, de nada sirve llenarse de símbolos americanistas si la fórmula seguirá siendo la de los “billetazos” , la de preferir pagar más de 5 millones de dólares en lugar de confiar en alguien que siente desde las fuerzas básicas los colores de la Institución;la de jugadores como Miguel Layún que son apadrinados por promotores pesados del fútbol mexicano; la de atiborrar de campañas de marketing a los aficionados, en lugar de brindarse y dar espectáculo. El América no sólo tendrá otro año de fracaso, otro año de incongruencias, otro año de frustración y de desencuentros, sino tal vez tendrá un ayuno más grande del que ahora tiene de éxitos.

Los goles de las semifinales de la Copa América

Uruguay y Paraguay impusieron la lógica y avanzaron a la gran final de la Copa América 2011. Los Charrúas van por su 15° título, mientras que Paraguay, en caso de ganar, sería su tercera coronación en dicha competencia. Los guaraníes llegan luego de empatar sus 5 partidos, sin duda una situación curiosa.


Uruguay 2-0 Perú


Paraguay (5)0-0(3) Venezuela

lunes, 18 de julio de 2011

LOS NUEVOS REFUERZOS





El próximo fin de semana inicia ya el Torneo Apertura 2011 y hasta este momento han llegado 18 nuevos refuerzos extranjeros a los equipos de primera división. Todavía faltan algunos equipos por llenar sus plazas de foráneos, como Toluca, San Luis y Cruz Azul, pero aún tienen tiempo para hacerlo, pues el plazo para contratar jugadores de otras latitudes no vence sin hasta el próximo 5 de septiembre. Conozcamos pues, a los nuevos extranjeros de la liga:

ATLANTE:
Matías Córdoba (Argentina)

Atlas:
Jesús Meza (Venezuela)
Gastón Puerari (Uruguay)
Georgie Welcome (Honduras)

Estudiantes Tecos:
Lucas Bovaglio (Argentina)
Hugo Colace(Argentina)

Pachuca:
Segundo Castillo (Ecuador)

Querétaro:
Maximiliano Arias (Uruguay)
Daley Mena (Colombia)
Franco Niell (Argentina)

Puebla.
Da Marcus Beasley (Estados Unidos)
Luis García Sanz (España)
Duvier Riascos (Colombia)

San Luis:
Macnelly Torres (Colombia)

Santos:
Santiago Hoyos (Argentina)

Tijuana:
Dayro Moreno (Colombia)
José Sand (Argentina)

Toluca:
Iván Alonso (Uruguay)

En las fotos aparecen, de arriba a abajo: Luis García Sanz, Gastón Puerari, Da Marcus Beasley y Dayro Moreno.

Los goles de los cuartos de final de la Copa América

Colombia 0-2 Perú:


Argentina (5)1-1(6) Uruguay




Brasil (0)0-0(2) Paraguay


Chile 1-2 Venezuela

sábado, 16 de julio de 2011

Sub 17 ¿De verdad un Fracaso?


Quiero empezar esta entrada dejando claro, que no es un desafío a mis compañeros Fernando Alonso Curí, ni a Juan Francisco Santoyo, a quienes les debo total respeto de opinión, y digo esto porque la entrada es viendo las cosas de la otra cara de la moneda con respecto a su nota La Sub-17: ¿Un nuevo fracaso?, más que un llevar la contra o entrar en dimes y diretes, es solo una manera de enriquecer esto.

Y aquí la pregunta ¿es de verdad un fracaso la generación campeona del mundo sub 17 de Brasil 2005?, yo creo que no, y es que de ningún modo podíamos esperar que todos brillaran, ni siquiera que todos lograran el ansioso debut en la primera nacional, y es que tenían 16 años , y la vida tiene muchas vueltas, a los 16 tienes que decidir si sigues en el futbol, o si eliges estudios, dependes de que las lesiones te respeten y ciertamente también que puedas salir avante de toda sucia burocracia de las directivas mexicanas.

Pero aun así creo que los números de esta generación no son nada malos, emigraron al viejo continente Carlos Vela, Efraín Juárez, Héctor Moreno y Giovani dos Santos quien en realidad es casi de hechura europea, hablamos de 4 jugadores de un cuadro de 11 titulares, es casi la mitad de un cuadro titular o poco más de un tercio si prefieren verlo así, a estos hombres debemos sumarle otros tantos, que lograron debutar en la primera división mexicana, algunos de ellos igual que los que militan en Europa se consolidaron y otros no.

Si aun con esto, los resultados les parecen pobres, hagamos el recuento de cuantos no debutaron Cristian Flores, Heriberto Beltrán, Mario Gallegos, Pedro Valverde y Sergio Arias; son solo 5 jugadores quienes no lograron el debut en primera de un total de alrededor de 20 futbolistas que integraban esa selección.

Dejando un poco de lado cuantos si llegaron y cuantos no lo hicieron, creo que estos hombres indiscutiblemente abrieron brecha e hicieron que el mundo volteara a México, ya se fueron también hombres como el chicharito y Barrera, el maza y ahora con los nuevos campeones muchos nombres, y clubes extranjeros se barajean ya.

¡Que se vallan a Europa! Dicen muchos, yo les pregunto ¿y eso que garantiza? Igual que el haber sido campeones mundiales sub-17 no les garantiza un futuro, tampoco lo hace el emigrar prematuramente, pregúntenle a Gio quien llevo toda su formación en el mejor club del mundo el Barcelona, para después emigrar y llevarse varios tropiezos, pregúntenle a Vela quien prefirió irse por la puerta de atrás de Chivas para nunca brillar con el Arsenal, aunque espero que algún día lo haga; y creo que deberíamos acostumbrarnos a eso, a las grandes potencias les pasa igual no todos los Brasileños o Argentinos que emigran al viejo continente se convierten en referentes.

Ahora pregúntenle al chicharito, quien llevo todo un proceso en las inferiores del club y en el primer equipo, pregúntenle a Moreno que se fue a su debido tiempo sin prisas ni escándalos, creo que esa frase tan sonada últimamente deben llevar procesos es muy cierto, y no estoy en contra de que salgan, pero habrá que hacerlo en su momento y analizando todas sus opciones.

Qué bueno que las figuras de nuestro balón pie no se vallan regaladas, que bueno que lleven un proceso y que su afición local pueda disfrutar de ellas algunas temporadas, ahí tienen las ligas sudamericanas habidas de figuras, y es que todo incha sudamericanos sabe que si un joven brilla tiene sus días contados y si tienen suerte lo verán solo cuando regrese a retirarse en el ocaso de sus carreras, es por eso que tienen que encariñarse con veteranos que nunca dieron el do de pecho para mantenerse en Europa como Palermo o como Abreu.

Creo que no hay recetas, pero me parece que ni el mandarlos a los 17 años en cuanto empiezan a brillar a Europa, ni tampoco el quererlos dar a precio de oro y que nunca emigren es la solución, debería haber un equilibrio.

Si bien no creo que mandarlos siendo unos niños a Europa sea una solución si creo que mandar a un mayor volumen de jugadores sería positivo, si mandas más hombres por probabilidad tendrás mas fracasos pero también más éxitos, aunque insisto hay que mandar más jugadores pero no apresuradamente si no en el momento preciso.

Y si a mí me lo preguntan, ojala que Espirocueta si se fuera a Chivas, creo que podrán hablar infinidad de cosas de Vergara, pero es una institución que sabe llevar a los jóvenes y sabe en qué momento dejarlos ir y como venderlos a buen precio, sin tener que andarlos regalando como a Memo Ochoa en América, ojala que si se vistan con la playera de nike y salgan en comerciales, ojala que los infle la prensa, y ojala que ellos puedan con eso, porque si pueden ser una figura comercial, televisiva, que ganen millones y no de pesos si no de euros, que se codeen con la elite, y que aun así entreguen grandes dividendos en el futbol, entonces el futbolista mexicano habrá dado ese paso que estamos esperando, ya tenemos el primer garbanzo de a libra en la figura del chicharito, ojala vengan mas.

Yo creo que de unos años para acá se están haciendo mejor las cosas, se le da más minutos a los jóvenes en sus clubes, ya varios equipos tienen sus bases futbolísticas en la cantera, cada vez nos voltean a ver más del extranjero, y los éxitos ahí van poco a poco, ya son dos campeonatos mundiales sub-17, eso te habla que no fue una casualidad aquel triunfo del 2005, cada vez se van mas jugadores a Europa, y además de los que salen, también constantemente hay rumores de que tal o cual equipo quiere a uno u otro jugador, muchos son solo eso, rumores, pero eso habla de que nos están viendo, hay que tener paciencia creo que poco a poco iremos cosechando lo que se está sembrando, y por supuesto que hay mucho que hacer y mejorar pero creo que las cosas no son tampoco tan negativas en nuestro balón pie.

viernes, 15 de julio de 2011

La Sub-17: ¿Un nuevo fracaso?

Por: Fernando Alonso Kuri, con la colaboración de Juan Francisco Santoyo.

Con el triunfo y la obtención de un nuevo campeonato mundial por parte de la selección Sub-17 México vuelve a soñar; pero si nos sentamos a pensar y analizar a profundidad nos daremos cuenta de que es un sueño que no tiene rumbo; es cierto que tenemos una selección competitiva, la mejor del mundo en su categoría, pero ¿Cuánto durará esto? Todos recordamos la final de México vs Brasil del año 2005, cuando grandes figuras se dieron a conocer: Tuvimos en Carlos Vela al goleador del torneo, a Giovanni Dos Santos como balón de oro –que lo acredita como el mejor jugador de TODO el certamen- ¿Y qué pasó con estos jugadores que tanto nos hicieron soñar? Tanto los inflaron las televisoras (y la misma afición, que pensó que en ellos residía la clave para al fin romper todas las ataduras, paradigmas y derrotismos que nos han acompañado a lo largo de la historia del fútbol mexicano) que terminaron por no saber manejar la presión y se convirtieron en simples jugadores mediocres, Vela era la GRAN promesa del fútbol mexicano, ¿Y qué paso con él? ¿Qué fue lo que hicieron mal?


Por eso debemos aprender de esos y tantos otros errores, y no vernos ya como campeones del mundo en Brasil 2014 (próximo mundial de la mayor) ni ver a los chavos ya como grandes jugadores consolidados, son apenas un grupo de niños –nótese que lo recalcamos- con sed de triunfo; esperemos que no los vayan a echar a perder ni los directivos ni la Federación Mexicana ni tampoco la afición, es hora de que esos chamacos se vayan limpios a Europa, que luchen por realizar sus sueños, que mejoren su técnica y se pulan en el lugar en donde están los mejores jugadores y equipos del mundo, creo que es hora de que el mundo se dé cuenta que en México hay muchos jugadores muy buenos, es tiempo de que los equipos grandes pongan sus ojos en jugadores mexicanos; pero entonces me surge una nueva interrogante: ¿el jugador mexicano es rentable? Es una pregunta difícil de responder, ya que volteamos a ver las vitrinas y vemos que somos los campeones del mundo Sub-17 (por segunda ocasión) y el sueño del mexicano se despierta inevitablemente. Ganamos la final ante un lleno impresionante en el Estadio Azteca; coreamos el nombre de Julio Gómez, quien de un día para otro se volvió ídolo nacional pero aún no es nadie, aun no tiene nada para ser catalogado como tal. Ese es uno de los grandes problemas que tiene México: Gómez a sus 17 años fue correado al unísono por más de 100,000 personas, pero él no está preparado para una responsabilidad y peso tan grandes, esperemos que no lo compre las Chivas ni el América por cantidades estratosféricas, que salga en los anuncios de Bimbo diciendo “haz sándwich”, ni tampoco en los de Coca-cola, ni mucho menos sea el nuevo rostro de Nike –y de hecho creo que ya lo son- o salga como invitado en el programa “Hoy” y luego se le vea de la mano de Maribel guardia… Es ahí donde convertimos a jugadores con gran talento como Carlos Vela en basura, es ahí donde maleducamos y malcriamos al futbolista.

Voy a usar una alegoría para dejar más claro este punto: veamos a la Sub-17 como niños recién nacidos; un niño residenciado no tiene maldad ni bondad, más bien hace lo que tiene que hacer… así es un jugador Sub-17, no tiene malicia, no tiene malos hábitos, ve el fútbol como algo divertido, como un juego con el que quiere y puede dar satisfacción a sus familiares y a su país; tienen hambre y sed de triunfo –que no es sinónimo de tener hambre de fama-, no ganan en dólares, no andan con artistas ni los ves con la mejor ropa del momento… son solamente niños que juegan y no se preocupan por salir en revistas o volverse el centro de atención del fútbol mexicano; es ahora cuando debemos arropar a esos niños, educarlos bien, e incluso si es posible sacarlos de México, llevarlos a Europa a que tengan entrenamientos fuertes y transformen sus cuerpos de niños en los de jugadores profesionales de fútbol, en atletas; no queremos que se transformen en artistas o vedettes, es ahora cuando tenemos la oportunidad de formar 18, 20 o 23 jugadores con coraje y calidad, no desperdiciemos la gran materia prima que tenemos proyectada a futuro, no a corto plazo.


Si pudiera pedir algo, sería que los magnates del fútbol no les corten las piernas a estos chavos, ya que son precisamente ellos y las televisoras las ‘malas amistades’ de esos niños, son quienes tu mamá te decía: “no te juntes con él, es mala influencia.” Esperemos que estos niños no les corten las alas y no se queden estancados en la Primera División del fútbol mexicano con sueldos que no merecen; esos jugadores deben seguir adelante, no son héroes, son sólo niños que se divierten y que no tienen límites, niños que no ven a Alemania como un equipo superior o invencible, son niños que no le temen a las potencias del fútbol, son niños que dieron la cara por México y lo lograron; es hora de no maleducarlos, es hora de que el mundo conozca a los jugadores mexicanos y los vean como ídolos y no como los “mexicanitos,” es hora de romper esa cadena del miedo a ser grandes y brillar a nivel internacional, de tomar ejemplos como los de Hugo Sánchez y Javier Hernández, y ver que el mexicano puede llegar a ser el mejor jugador de su época, que se puede ser el nuevo “pentapichichi;” y para ello sólo es cuestión de quitarnos el pensamiento de que no podemos alcanzar nuestras metas y sueños.


Me parece que es hora de exportar jugadores a todo el mundo y tener una selección de 22 estrellas que juegan en los equipos más importantes de Europa, es hora de mandar a la Vergara a los directivos y exigirles a nuestros jugadores que sean profesionales integrales. Sé que no es fácil dejar tu país y dejar sueldos millonarios por mejorar tu nivel futbolístico; es difícil cuando ya viviste el fruto de jugar en el América y andar con la protagonista de la comedia del canal 2; pero es fácil cuando se tiene 17 años y no se conoce el exceso ni el vicio ni la fama con contratos millonarios y salir a divertirte a los mejores y más exclusivos bares, es momento de sacar a estos niños de la mafia del fútbol mexicano; no es una crítica, solamente es un aviso para todos nosotros, mexicanos: se ha realizado una gran hazaña en materia deportiva , pero no por ello sus realizadores son héroes, aún les falta mucho por madurar y lo que pido es que la Federación, los equipos grandes en México y sobre todo las televisoras no los echen a perder, no son nadie para cortarle las piernas a estos jugadores y permitir que se vuelvan mediocres como Vela y esa Selección Sub-17 que nos hizo soñar hace 6 años, ¿Dónde están esos jugadores que nos dieron tanta felicidad y tantos sueños? ¡Claro! están haciendo el ridículo con la Sub-22 en la Copa América, están aun recordando y viviendo del éxito del 2005 -éxito pasado-, estos jóvenes deben olvidar lo que ocurrió el domingo anterior y enfocarse en lo que viene: nuevas metas, nuevos sueños y no vivir de glorias pasadas que Televisa y Tv Azteca recuerdan para vender sus comerciales en TV.


Es hora de que la Federación haga algo, ojalá los mande a Europa –aunque sea a préstamo-, es hora de que la Femexfut, las televisoras y los dueños de nuestro fútbol piensen en él deporte como máxima prioridad, y caigan en la cuenta de que la satisfacción y orgullo de un pueblo es la mejor forma de mantener sus ganancias niveladas. Ya bastante hemos perdido y nos hemos atrasado por esa actitud mezquina de buscar el dinero nada más, que provoca el meter a un parásito como el “Bofo” Bautista en un partido decisivo de un Mundial -y cagarse en todo un país-.


El fútbol es más que un simple negocio: es lo que alimenta a muchos mexicanos, es lo que nos hace soñar y ponernos al tú por tú con el mundo, nos hace olvidar –al menos por 90 minutos- los problemas de nuestro país; así que lo único que pedimos es que no arruinen a estos chamacos, como arruinan todo lo que cae en sus manos.

lunes, 11 de julio de 2011

¡Campeones!

El objetivo se logró, México derrotó por 2 a 0 al conjunto de Uruguay y se proclamó como Campeón del mundo dentro de la categoría Sub-17, por segunda ocasión. Igual que hace 6 años en Lima, Perú, un grupo de jóvenes que eran prácticamente desconocidos antes de iniciar la competencia hoy son tratados casi al nivel de "héroes nacionales". Al igual que en las derrotas, las victorias deben analizarse a profundidad, para continuar por el camino correcto y que más triunfos puedan aparecer pronto; así como corregir los errores que se hayan presentado.


Uruguay no fue para nada un rival fácil: Ellos, con base en un futbol de fuerza y de contragolpe pusieron en series predicamentos a la zaga mexicana en más de ocasión, pero las atinadas acciones de los elementos mexicas, más la oportuna intervención de los postes ("suerte de campeón", que algunos le dicen) impidió que Uruguay creara peligro real, a través de anotaciones. Mi reconocimiento para ellos, pues el gran pueblo hermano de la República Oriental del Uruguay debe dormir tranquilo, sabiendo que el futuro futbolístico también pinta bien para ellos.


Es difícil ser objetivo en estos momentos, pues la euforia, la alegría, la pasión y los sentimientos desbordados son numerosos. No queda sino reconocer la gran labor de todos los involucrados en este proceso: a los jugadores, al cuerpo técnico, a los directivos, a los encargados de fuerzas básicas en los distintos equipos que aportaron jugadores, a los dirigentes; porque todo un país se ha puesto de cabeza y celebra de nueva cuenta un campeonato mundial juvenil.


Y, una vez asimilado esto, quedan muchas cosas más por destacar: algo que me queda clarísimo es que México tiene en su gente la capacidad para ser una potencia en este deporte. Cualquier niño que corra detrás de una pelota puede ser un crack en potencia, y no hemos sabido aún como aprovechar esta gran materia prima. Aquí los niños y los jóvenes aman -amamos, para que nadie se sienta viejo- el juego, y a una edad tan temprana no importa el dinero, ni la fama, ni las fiestas, ni las mujeres... Aywer se ganó por amor al juego; esas sonrisas, esa alegría tan propia de los "chavos" es algo que el profesional debe recordar y rescatar, sólo reencontrando la esencia de este juego se puede volver a vivir y jugar de manera genuina, sincera, sin presión extra que el propio negocio en que el fútbol se ha convertido les impone.


¿Qué sigue, a partir de ahora, para estos chicos? No lo se, su vida no será la misma, ahora probarán el dulce néctar que estos triunfos conlleva: les lloverán reporteros que quieran entrevistarlos, mujeres que quieran salir con ellos, promotores que les asegurarán lugares en los mejores equipos del orbe... Y, si bien también merecen disfrutar de esto, deben tomar en cuenta que en exceso marea y hace perder el piso; casos hay muchos, no vale la pena mencionar nombres pero, por el bien de todos estos chavos, ojalá sepan tomarlo con la madurez necesaria para no perderse en el abismo del "¿Y qué fue de fulanito?"


A seguir celebrando, pues, ya mañana habrá tiempo para pensar en lo que viene. ¡¡¡Felicidades, México!!!


México 2-0 Uruguay



Alemania 4-3 Brasil

domingo, 10 de julio de 2011

¡NUESTROS NUEVOS CAMPEONES!




Gómez, Espiricueta, Fierro, en fin. Los integrantes de la segunda generación de mexicanos campeones del mundo, conócelos:

Porteros:

Richard Sánchez - Dallas Burns (Nacido en California E.U.A, de padres mexicanos)
Dilan Nicolletti - Newell´s Old Boys (Nacido en Cuernavaca, de padres argentinos)
José González - Pachuca (Nacido en Iguala, Guerrero)

Defensas:

Francisco Flores - Cruz Azul (Nacido en el D.F.)
Antonio Briseño (Capitán) - Atlas (Nacido en Guadalajara, Jalisco)
Jorge Caballero - Monterrey (Nacido en Monterrey, Nuevo León)
Carlos Guzmán - Monarcas (Morelia, Michoacán)
Fernando Sifuentes - Monterrey (Nacido en Monterrey, Nuevo León)
Fabián Guzmán - Atlas (Nacido en Guadalajara, Jalisco)
Luis Solorio - Chivas (Nacido en Guadalajara, Jalisco)

Medios:

Kevin Escamilla - Pumas (Nacido en el D.F.)
Pablo Tostado - Chivas (Nacido en Culiacán, Sinaloa)
Enrique Flores - Monterrey (Nacido en Monterrey, Nuevo León)
Julio Gómez - Pachuca (Nacido en Tampico, Tamaulipas)¡La momia, el cebollín! ¡Simplemente el mejor jugador del mundial!
Jorge Espericueta - Tigres (Nacido en Monterrey, Nuevo León)¡Jugadorazo, nombrado el segundo mejor del mundial!
Alfonso González - Atlas (Nacido en Reynosa, Tamaulipas)
Giovani Casillas - Chivas (Nacido en Guadalajara, Jalisco)

Delanteros:

Carlos Fierro - Chivas (Nacido en Guadalajara, Jalisco)
Marco Bueno - Pachuca (Nacido en Culiacán, Sinaloa)
Daniel Hernández - Atlas (Nacido en San Juan del Río, Querétaro)
Marcelo Gracia - Monterrey (Nacido en Monterrey, Nuevo León)

viernes, 8 de julio de 2011

Los goles de las semifinales del mundial sub-17 (y algo más)

Los nombres de los finalistas ya están dictados: Uruguay y México se medirán el próximo domingo a las 6 de la tarde (hora local) por la supremacía mundial, dentro de la categoría Sub-17. En el camino quedaron dos grandes como Brasil y Alemania; por lo que la inédita final se verá enmarcada por un duelo previo por el tercer lugar que prácticamente garantiza un preámbulo espectacular, perfecto para el platillo fuerte que nos aguarda.


¿Qué podemos esperar? A unos pibes uruguayos que juegan como cualquier treintañero que conoce la historia del fútbol charrúa: fuertes, tozudos, por momentos meten fuerte la pierna, saben desdoblar a velocidad, que saben jugar con los tiempos de un partido y que son letales con un poco de espacio al frente. México por su parte cuenta con un gran corazón, jugadores desequilibrantes, con un orden táctico impecable, paciencia y sobre todo la virtud de no rendirse y siempre buscar el gol; además del apoyo incondicional que significa jugar de local una final de Copa del Mundo, y más si es el imponente Estadio Azteca, una de las grandes catedrales del balompié mundial.


Si algo nos ha enseñado este Mundial Sub-17 es que la esencia del fútbol sigue siendo la de un deporte, la de un juego. Quizá por todo el negocio, la presión y el escrutinio al que los jugadores profesionales son sometidos, pero muchos de ellos olvidan algo esencial que se necesita para triunfar: saber divertirse, darse cuenta de que ganan la vida jugando, y esas sonrisas de los que aún no son adultos debe estar siempre presente en ellos, que recuerden la emoción de meter gol en una "reta" o "coladera" y que por lo mismo nunca dejen de soñar; ya ésta es la segunda generación de chavales que nos demuestras que el ya clásico grito de "sí se puede" les queda corto, que tan sí se puede que lo han logrado.


No se que sorpresas nos depare el fútbol para el próximo domingo; pero si algo ha provocado este torneo (al menos de manera personal) es el recordar que el futuro del juego más popular del mundo se basa en no perder esa emoción, esa inocencia, esa sonrisa casi infantil que fue lo que nos hizo enamorarnos del fútbol en primer lugar. ¡Qué alegría haber sido parte, al menos como aficionado, de un gran evento como lo ha sido este mundial! muchas enseñanzas, muchos recuerdos y nuevas ilusiones que se recargan igual que en aquel mágico Perú 2005; tenemos a un Gio por otro Gio; si Vela, Villaluz, Juárez, Moreno brillaron y consolidaron una carrera, ahora le toca a los Fierro, Briseño, Espericueta, Tostado, Sánchez, Escamilla y tantos otros demostrar su valía y porqué están a noventa minutos de ser campeones del mundo... Más allá de directivos nefastos, dueños corruptos, escándalos de todo tipo, el fútbol mexicano tiene futuro y eso me mantiene aquí, gozando y sufriendo con el ir y devenir de una pelota.


Aquí les dejo los goles que definieron la gran final:


Uruguay 3-0 Brasil



Alemania 2-3 México.

miércoles, 6 de julio de 2011

LA TÁCTICA FIJA: el talón de Aquiles de nuestro Fútbol.




Se habla en la actualidad que la táctica fija ha adquirido un valor fundamental en el fútbol, basta con ver los resúmenes cada fin de semana de los partidos para comprobar que los goles que se anotan a balón parado son una constante en la mayoría de las ligas del mundo y en las competiciones avaladas y organizadas por FIFA.

Existen equipos que cosechan muchos frutos en estas jugadas, sobretodo observamos en el fútbol europeo cualquier cantidad de goles generados desde un tiro libre, tiro indirecto o tiro de esquina, sin embargo, hay equipos y selecciones que les cuesta en demasía marcar y defender jugadas a balón detenido, incluso, se habla que si algún defecto tiene el FC Barcelona de Pep Guardiola es precisamente este tipo de jugadas.

En el fútbol mexicano la táctica fija ha sido un dolor de cabeza para todos los técnicos, hablando particularmente de las selecciones nacionales, ya sean menores, mayores y femeniles, el balón parado a dado más tristezas que alegrías.

Basta con recordar en los últimos años los goles en contra que han recibido los seleccionados mexicanos en competencias importantes, aquí algunos recuerdos: Copa América de Colombia 2001: México pierde la final del certamen en un tiro libre directo que remata un defensa colombiano. Copa del Mundo Alemania 2006: Tras ir ganando 1-0 en los Octavos de Final del Mundial vs Argentina, el pampero Hernán Crespo empata el juego tras ganarle a Borgetti en un centro derivado de un tiro de esquina, en la misma justa mundialista Rafael Márquez comete una mano infantil y provoca un penalti que significó el segundo gol de Portugal en un enfrentamiento que terminó perdiendo el cuadro azteca 2-1. Final Copa de Oro 2007: Un mal rechace al centro de la defensiva mexicana tras un tiro de esquina le queda al estadounidense Belhaber que la prende de aire y anota un golazo que bate a Oswaldo Sánchez, gol, que significó la derrota ante el acérrimo rival. Eliminatoria mundialista: En el juego Honduras vs México los catrachos ganan el juego tras un autogol de Ricardo Osorio que ataca mal un balónl proveniente de un remate tras un centro desde el tiro de esquina, Sven Goran Ericsson dirigía al Tri y se comenzó a tambalear su puesto como DT. Yéndonos a la actualidad, en el título que consigue México en la Copa Oro de este año el primer tanto de los estadounidenses fue también de un tiro de esquina. El pasado lunes 4 de Julio la Sub 22 recibió dos goles derivados de táctica fija que a la postre significaron la derrota del equipo dirigido por Luis Fernando Tena. La selección femenil pierde una ventaja de 2-0 y se deja alcanzar por las neocelandesas, el primero de éstas fue por tiro de esquina, a lo largo de la Copa del Mundo Femenil, tanto inglesas como japonesas le marcaron en táctica fija a las chicas de Leonardo Cuellar.

En fin, ejemplos hay de sobra, y muy dolorosos para la afición, no obstante, es obvio que a las selecciones y a los equipos mexicanos les hace falta mucho trabajo en jugadas de táctica fija, se podrá pensar que es por la estatura, sin embargo, en los últimos años las selecciones se han equilibrado en ese sentido; hoy contamos con centrales de talla y estatura y con una magnífica baraja de arqueros, desde mi punto de vista este mal pasa por el poco énfasis que se le da en los entrenamientos. Ricardo el “Tuca” Ferreti es un obsesionado de la táctica fija, tan es así que le destina diariamente un buen lapso al entrenamiento cotidiano a la práctica de jugadas a balón parado, por lo tanto, sus equipos reciben pocas anotaciones de este tipo, y por el contrario, sus conjuntos suelen tomar ventaja en dichas jugadas.

Quizá sea por lo tedioso que resulta practicar estas acciones, o quizá pase más por un tema de orden e incluso de concentración, no obstante, sería favorable que la práctica de este tipo de jugadas se profundice y se estudie más a fondo, poniéndolas en práctica en mayor medida desde las fuerzas inferiores de los clubes, para que las nuevas generaciones de futbolistas tengan un mayor control y acierto en competiciones futuras. Lo que sí es un hecho es que los goles más dolorosos nos los hacen de esa manera, y ha sido una amarga constante en el fútbol mexicano, por lo tanto, hay y habrá mucho que trabaja y corregir.

martes, 5 de julio de 2011

LOS SUB-CAMPEONES DE ECUADOR 93



Ahora que comienza una nueva edición de la Copa América y pesé a que México no presenta su mejor cuadro, es buen momento para recordar a aquella inolvidable selección nacional que consiguió llegar a la final de la Copa América de Ecuador 93, torneo que marcó su debut en la competencia continental.

Resultados:

Primera Ronda:
México 1 (Luis Roberto Alves “Zague“), Colombia 2 (Víctor Aristizábal y Adolfo “Tren” Valencia Valencia)
México 1 (David Patiño), Argentina 1 (Oscar Ruggeri)
México 0, Bolivia 0

Cuartos de Final:
México 4 (Alberto García Aspe 2, David Patiño y Luis Roberto Alves “Zague”), Perú 2 (José “Chemo” del Solar y Juan Reynoso)

Semifinales:
México 2 (Hugo Sánchez y Ramón Ramírez), Ecuador 0

Final:
México 1 (Benjamín Galindo), Argentina 2 (Gabriel Batistuta 2)

Aquel equipo estaba conformado por:

Porteros:
Jorge Campos
Alejandro “Gallo” García
Nicolás Navarro

Defensas:
Raúl “Potro” Gutiérrez
Juan Hernández
Claudio Suárez “El Emperador”
Juan de Dios “Capi” Ramírez Perales
Abraham Nava
Miguel Herrera
Guillermo “Turbo” Muñoz

Medios:
Ignacio Ambriz
Alberto García Aspe
Ramón Ramírez
Benjamín Galindo
David Patiño
Luis Flores

Delanteros:
Luis Roberto Alves “Zague”
Hugo Sánchez
Luis García
Daniel “Travieso” Guzmán

Los goles de los cuartos de final del mundial sub-17

Uruguay 2-0 Uzbekistán


Brasil 3-2 Japón


Alemania 3-2 Inglaterra


México 2-1 Francia


Las semifinales quedaron así:
Uruguay vs. Brasil
Alemania vs. México

viernes, 1 de julio de 2011

Los goles de los octavos de final del Mundial Sub 17:

Congo 1-2 Uruguay


Uzbekistán 4-0 Australia


Japón 6-0 Nueva Zelanda


Brasil 2-0 Ecuador


Inglaterra 1(4)-(2)1 Argentina


Alemania 4-0 U.S.A.


México 2-0 Panamá


Francia 3-2 Costa de Marfil