Páginas vistas en total

miércoles, 18 de febrero de 2015

POTROS NEZA


Correcaminos de la UAT, que apenas había hecho su debut en la Primera División un año antes, descendió al final de la campaña 87-88. Sin embargo, sus dueños no se resignaron a perder el lugar de la Universidad Autónoma de Tamaulipas en el máximo circuito y compraron la franquicia de Coyotes Neza a José Antonio García, en ese entonces también dueño del Atlante. A cambio, además de una considerable cifra económica, el polémico dueño de la empresa Garcís recibió la escuadra descendida. Así, los Correcaminos originales fungirían como filial del Atlante y se marcharían a Ciudad Neza, denominándose al nuevo equipo “Potros Neza”.

   Para su primer año en el circuito de ascenso, Potros Neza contrató al joven técnico Víctor Manuel Vucetich, ex jugador de Atlante y Oaxtepec que anteriormente había dirigido al Cuautla. La plantilla, por otra parte quedó conformada en su mayoría por jugadores jóvenes, la mayoría de ellos procedentes de las fuerzas básicas del Atlante. Entre los más destacados estaban: Félix Sánchez (portero, hoy comentarista de TV), Raúl “Potro” Gutiérrez (mundialista en 94 y campeón del mundo como entrenador de la sub 17), Sergio Martínez (ex jugador de León), Carlos Barra (técnico del Monterrey), Mario García (ex entrenador del Atlante), César “Chispa” Suárez (ex jugador de Atlante, Toluca), Roberto Andrade (ex Atlante, América) y Luis Miguel Salvador (mundialista en 94).

Al final de la temporada 88-89, los Potros Neza quedaron en quinto lugar, sólo debajo de La Piedad, Querétaro, Zacatepec y León y así, aseguraron un lugar en la liguilla. Ese año, en la Segunda División, los equipos clasificados se dividieron en dos grupos de cuatro equipos, el primero de cada sector tendría derecho de disputar la final.

   Así concluyó la ronda preliminar:
 Grupo A
Potros Neza
La Piedad
SUOO
Jalisco



GRUPO B
Yucatán
Jabatos
Querétaro
Zacatepec

Contra todo pronóstico, Potros Neza se coló a la lucha por el título. Su rival serían los Venados de Yucatán, a quienes dirigía Mario “Pichojos” Pérez. Se jugaron tres partidos, pues los primeros dos acabaron con sendas victorias de 1-0 para cada equipo. En el juego de desempate, los nezatlenses superaron a los yucatecos 3-0.

Era difícil que una segunda  franquicia con el sobrenombre de “Potros” permaneciera en la primera división y desde el momento de su ascenso, sonaron varias posiblidades de cambio de nombre y sede para la franquicia. Al final de cuentas el club partiría a Veracruz, ciudad que llevaba diez años sin futbol del máximo circuito y cinco sin equipo profesional. De esta manera, por tercera vez en su historia, renacieron los Tiburones Rojos.

Para conocer la historia de más equipos antiguos y desaparecidos, da clic aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada