Páginas vistas en total

miércoles, 15 de enero de 2014

LUIS “El PIRATA” FUENTE

Este 17 de enero, se cumplen cien años del natalicio de uno de los mejores futbolistas mexicanos de todos los tiempos: Luis “El Pirata” Fuente. Luis De La Fuente y Hoyos nació en el puerto de Veracruz en 1914, sin embargo, comenzó su carrera futbolística con un equipo capitalino, el Aurrerá, auspiciado por la colonia vasca residente en nuestro país. Tras la desaparición de este club, pasó al poderosísimo Real Club España, el mejor conjunto de aquellos años. Con los albinegros vivió grandes temporadas y acompañado de otros jóvenes mexicanos como Raúl “Jorobado” Álvarez, Luis García Cortina Manuel Alonso y Fernando Marcos (luego sería árbitro, entrenador y comentarista) logró coronarse campeón en la temporada 33-34. Sus buenas actuaciones le ganaron ser llamado a la selección que buscaba obtener su boleto al mundial de Italia 34, pero no tuvo participación en el tristemente célebre partido en que la selección mexicana cayó doblegada por Estados Unidos, 4-2. A pesar de todo, después de varios partidos amistosos que el “Tri” jugó en Europa, su calidad no pasó desapercibida y junto con el delantero Manuel Alonso y el defensa Carlos Laviada, se convirtió en uno de los primeros jugadores mexicanos en militar para un equipo español, en este caso, el Racing de Santander.
Con el equipo cántabro, Luis De la Fuente sólo jugó una campaña, la 34-35, sin embargo, dejó constancia de su calidad, 5 goles en 20 partidos (uno de ellos se lo anotó al mítico Ricardo Zamora). Regresó a México para jugar otra vez con el España y nuevamente se alzó con el título de campeón. En 1937, cansados de sus constantes indisciplinas, pues como buen pirata, Fuente era afecto a la fiesta y el alcohol, los directivos hispanistas lo dieron de baja. Entonces, emigró al América y, vestido con los colores azul y crema, obtuvo un nuevo trofeo, la Copa 1938. Ese mismo año, con la selección mexicana, fue campeón de los Juegos Centroamericanos y del Caribe celebrados en El Salvador. En 1939, “El Pirata” fue contratado por un equipo paraguayo, el Atlético Corrales, sumando de esta manera la segunda camiseta internacional en su haber. Tras su participación con los guaraníes, no volvió a México, pues recibió una oferta del Vélez Sársfielfield, conjunto en que militaba su compatriota Luis García Cortina, mejor conocido como “El Titi”.
En Argentina vivió momentos difíciles, pues el conjunto de la V tuvo una temporada desastrosa y acabó descendiendo. Sin embargo, a nivel individual, Fuente jugó 16 juegos y anotó ocho goles (dos de ellos a Boca Junios). Regresó a México en 1941 para jugar con el Marte, entonces todavía capitalino y, dos años más tarde, se coronó campeón, en lo que sería la última temporada de la llamada época amateur. De cara a la primera temporada profesional, decidió fichar para el equipo de su tierra, los Tiburones Rojos del Veracruz. Con los porteños, su cosecha de logros crecería aún más y, así, obtuvo otros dos campeonatos de liga: 45-46 y 49-50, y uno de copa: 47-48.
Se retiró oficialmente en 1952, tras el descenso del conjunto veracruzano. No obstante, su partido de despedida se realizó en el Estadio de la Ciudad de los Deportes (Hoy Estadio Azul), dos años después.
En 1961, tras el regreso al profesionalismo de los Tiburones Rojos, “El Pirata” fue nombrado entrenador, sin embargo, sólo los dirigiría una campaña pues problemas de salud lo obligaron a alejarse del fútbol. Luis “El Pirata” Fuente falleció el 22 de mayo de 1972, víctima de un infarto. A pedido de la afición, el estadio del puerto jarocho lleva el nombre de este futbolista inmortal.

1 comentario: