Páginas vistas en total

martes, 20 de agosto de 2013

Si la liga mexicana fuera una escuela

Inspirado por un post publicado el día de ayer en la página de fans de Luis García en Facebook, y aprovechando que esta semana es el regreso a clases de millones de niños y jóvenes en todo el país, nos dimos a la tarea de hacer una analogía sobre qué tipo de alumno sería cada uno de los 18 equipos de la primera división. Sin ánimo de ofender a nadie y por el puro hecho de arrancarles risas, aquí les dejamos a continuación la lista oficial del Salón tercero "X" del Colegio Mexicano de Primera División:

América: sería el típico junior, aplicado pero soberbio, el que da mejores regalos a los profes el día del maestro o de sus cumpleaños; y que cada que le haces algo llora y su papá viene a reclamar al colegio (del que es dueño, por cierto), generalmente a regañar a los directores, Don Necio y Chavelita.
Chivas: sería el niño de clase media, agradable pero que gusta de presumir su sangre 100% mexicana, que solía ser el mejor de la clase pero ha entrado en una etapa de rebeldía y cada mes saca peores calificaciones, por lo que su papá lo castiga mucho cuando regresa a casa pero luego va con su mamá, quien lo mima mucho.
Toluca: sería el típico niño aplicado, el que siempre levanta la mano para responder, de puro 10 y constante miembro del cuadro de honor, pero que nadie conoce o se lleva con él. Jamás te dejará copiar en un examen ni te pasará ninguna tarea.
Monterrey: otro niño rico, habla con acento norteño, te pide para el lunch y nunca te paga (o cuando él trae no te da o no te presta monedas) y a última fechas, gracias a clases particulares se ha vuelto más destacado en los exámenes finales. Tiene tendencia a ser bully con otros compañeros, a cada rato se reta con el Tigre para verse a la salida, porque -encima de todo- son vecinos y no se soportan.
Pumas: el humilde pero con ganas de superarse, a veces se aplica y otras veces quiere andar organizando huelgas. Sabe sacar provecho a sus virtudes, pero a veces no quiere aceptar ayuda de otros. Eso sí, cuando saca mejores notas que tú se vuelve insoportable.
Cruz Azul: Otro niño aplicado pero el típico con mala suerte: siempre queda en segundo lugar en el cuadro honor, suele tenerse mucha confianza pero a la hora de los exámenes finales suele ponerse nervioso y contestar mal.
Atlas: Sus papás son muy pobres y nunca se ponen de acuerdo en nada. Está acostumbrado a pasar de panzazo año con año; ninguno de sus compañeros cree que lo verá el año quentra en el salón pero de una u otra forma se mantiene al parejo y aún no reprueba el año. Eso sí, es bueno para fabricar sus propios juguetes, los cuales luego le vende a los otros niños del salón.
Morelia: nadie se mete con él y él no se mete con nadie, porque saben que cuando alguien lo provoca puede ganarle a los golpes incluso al bully más fuerte. Eso sí, por más que lo intenta casi nunca aparece en el cuadro de honor.
Santos Laguna: el típico chistosito, el que hace bromas o comentarios graciosos, pero a veces termina siendo víctima de los grandes y los bullies. Aún así, suele callarles la boca y superar a todos en el cuadro de honor cuando se lo propone.


Atlante: tuvo momentos de brillantez, pero actualmente es el más débil, el blanco de todas las burlas y el último de grupo, con muchas posibilidades de reprobar el año. Solía tener buen ojo para juguetes importados, pero ya ni eso tiene. Sus papás andan pensando más en otras cosas (como adoptar un niño español) y ya no le prestan mucha atención.
Tigres: otro niño rico, que gusta de presumir sus juguetes (nacionales e importados), aunque rara vez suele brillar o destacar en clase; total, sus amigos y papás siempre le felicitan y le cobijan, independientemente de su desempeño. Incluso ha estado cerca de reprobar año varias veces.
Pachuca y León: son los gemelos, se visten igual, sus papás les compran las mismas cosas pero, una vez en el patio o en el salón compiten mucho entre ellos, no se tragan.
Chiapas: llegó ya iniciado el curso, es muy desorganizado (no siempre lleva bien puesto su uniforme), y muchos lo discriminan por su origen: él no pasó por el Kinder del Ascenso, llegó directo al colegio.
Puebla: Otra víctima de constante bullying, es el típico niño retraído y con pocos amigos, ya que le afecta mucho las discordias y peleas que suele vivir habitualmente dentro de su hogar. Solía robarle el lunch a los más chiquitos, pero cuando lo cacharon robándole al Curtidorcito (del kinder del Ascenso), lo reprobaron tiempo después.
Querétaro: le hacen bullying porque a pesar que ha reprobado varias veces sabe conseguirse un lugar en el siguiente curso; aunque no siempre la libra y hay veces en que lo suspenden por algún tiempo. Es de los más burros del salón. Alguna vez se corrió el rumor en la escuela que su papá era narco, por lo que lo corrieron junto con su hermano menor, "Trinquita".
Tijuana: su papá es mexicano y su mamá gringa, por lo que habla medio raro y a veces te insulta o te reta en spanglish. Es bueno para los trancazos y también para las calificaciones, ya se llevó incluso una aparición en el cuadro de honor hace no mucho.
Veracruz: El maestro del hurto: se roba los exámenes finales y los vende, se roba comida de la cafetería, se roba el lunch o el dinero de sus compañeros... y como es todo fiesta y alegría, muchos no lo cachan, lo perdonan o no sospechan de él.


Cabe aclarar que no todos los alumnos del curso anterior pudieron pagar la cuota y no fueron aceptados en este nuevo curso; ellos son:

San Luis: No iba a clases, nadie le pasaba la tarea, le fue muy mal en el ultimo año y perdió la beca, por lo que su papá lo mando a otra escuela, de calidad muy inferior. Su salida le permitió a Chiapas mantenerse en la escuela a pesar que ya lo habían corrido por algo que en realidad hizo mal el Gallo.
La Piedad: Llegó de la escuela pública "Juan N. López" tras haber sido el mejor estudiante del curso anterior, pero el director del colegio le hizo "fuchi" y se hizo de la vista gorda cuando el tiburón, que no había pasado de año, cambió sus solicitudes y pudo inscribirse para este ciclo de manera inverosímil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada