Páginas vistas en total

martes, 9 de julio de 2013

Los descensos "cancelados"


El verano del 2013, en lo concerniente al fútbol mexicano, será recordado por el gran cambio de sedes -tanto en Primera como el Ascenso- de manera administrativa. El primer equipo en confirmar su movimiento fueron los Gallos Blancos de Querétaro, quienes eludieron el tercer descenso de su historia desde el escritorio y se mantuvieron en la Liga Mx al comprar la franquicia de los Jaguares de Chiapas.

Este cambio provocó una serie de movimientos que pueden resultar incluso confusos para algunos de nosotros: Jaguares se mantuvo en Primera tras comprar a San Luis, quien reaparecerá en el Ascenso Mx (como Atlético San Luis) tras adquirir la franquicia de Veracruz; ya que éstos a su vez ocuparán el lugar del recién ascendido La Piedad.

Por curioso, polémico o frustrante que esto pueda sonar, no es la primera vez que un equipo elude el descenso con dinero y defendiendo en el escritorio lo que perdió en la cancha. A continuación te presentamos todos los descensos "cancelados" en la historia del fútbol mexicano, ordenados en 2 categorías: Compra de franquicia promociones; además de una tercera parte con algunos otros casos -algunos muy curiosos- en los que la plaza descendida conservó su lugar en Primera por diversos motivos.

Compra de Franquicia

1981-82
En ese año la Jaiba Brava del Tampico perdió ante Atlas la final de la liguilla por la permanencia y por ende descendieron. Sin embargo la ciudad no perdería su lugar en Primera, pues al adquirir y mudar al puerto tamaulipeco la franquicia de los Atletas Campesinos se creó un nuevo club, el Tampico-Madero, que vino a ser el heredero de las glorias y las desgracias de la antigua Jaiba.


1987-88
Al final de esta temporada descendió Correcaminos, club que había ascendido apenas un año antes. Sin embargo, el rector de la Universidad Autónoma de Tamaulipas adquirió a los Coyotes Neza y así logró que el conjunto naranja se mantuviera en Primera a pesar de haber descendido. Los universitarios se mantendrían entre la élite hasta 1995, año en que descendieron junto a los T.M. Gallos Blancos y, aunque han estado cerca de lograrlo (1997 y 2012), no han podido cristalizar un nuevo ascenso.

Verano 99
A pesar de haber empatado en puntos con Monterrey y Celaya en la tabla de cocientes, Puebla fue relegado por diferencia de goles y todo indicaba que la angelópolis iría a parar directo a la -entonces- Primera A, pero en ese año se hizo válida un punto en el reglamento que sostenía que quienes ya eran dueños de un club en Primera no podían tener más (aunque si ya poseías más de uno, no aplicaba).

El Unión de Curtidores, equipo que ascendió, era propiedad de Valente Aguirre, quien también era dueño de León en Primera, por lo que se vio orillado a deshacerse de uno de los dos (curiosamente es la única vez que recuerdo en la historia que se haya aplicado esta regla). Originalmente fueron los panzas verdes la franquicia vendida a la familia Bernat, quienes buscaban rescatar como fuera a la franja del destino que en la cancha habían forjado; pero ante las protestas de la afición de León terminó siendo el conjunto benjamín el sacrificado. Puebla con ello se mantuvo en Primera (aunque descendió de nueva cuenta en el 2005); mientras que Curtidores actualmente está desaparecido.

Clausura 2013
A pesar de haber jugado un torneo que incluso los situó en posiciones de liguilla al término del mismo, los Gallos no pudieron alcanzar al Atlas, San Luis o Puebla y terminaron perdiendo la categoría tras 4 años de haber retornado. Sin embargo el equipo seguirá jugando en Primera para el Apertura 2013, pues compraron la franquicia de Jaguares de Chiapas, por lo que incluso tendrán un colchón importante a la hora de luchar por la permanencia. Veremos como le va a estos nuevos "Gallos Naranjas".

Por promoción

1954-55
Con el fin de aumentar el número de equipos en Primera División de 12 a 14, el descenso se canceló al final de esta temporada, y en su lugar se llevó a cabo un curioso torneo de promoción, que incluyó a los últimos dos lugares de Primera (11. Atlante, 19 pts. y 12. Marte, 11 pts.) y los lugares 2, 3, y 4 de Segunda (Zamora, Cuautla y Querétaro).

Se enfrentaron en un pentagonal a ida y vuelta, con la salvedad de que los 3 equipos con más puntos serían de Primera, mientras que los últimos 2 lugares de Segunda. Atlante terminó como líder del torneo y salvó su lugar; Cuautla y Zamora ascendieron al quedar en segundo y tercer lugar respectivamente; Marte, con el cuarto sitio hizo efectivo el descenso de ese año, mientras que los Gallos terminaron últimos y se mantuvieron en la rama de plata.

Atlas, por ser el campeón de ese año, ascendió de forma directa.

1963-64
Nuevamente con el afán de aumentar el cupo en Primera (de 14 a 16 participantes), el descenso fue cancelado de manera directa una vez más. El equipo al que le correspondió descender ese año, Nacional, se enfrentó con los lugares 2, 3 y 4 de Segunda (Veracruz, Ciudad Madero y Poza Rica) en un torneo por puntos y a visita recíproca.

Veracruz terminó en primero y ascendió, Nacional terminó segundo y salvó su lugar, Ciudad Madero finalizó tercero y tuvo que esperar (aunque no mucho, ascendió al año siguiente), mientras que Poza Rica terminó último; es lo más cerca que ha estado de un ascenso a Primera.

Cruz Azul (en ese entonces un equipo de Hidalgo), por ser campeón de Segunda, ascendió automáticamente.

1969-70
En esta ocasión, además de un nuevo aumento en el cupo de Primera (a 18 equipos), los problemas entre la Primera y la Segunda división eran evidentes, a grado tal que la Primera División decidió cancelar el descenso; pero a pesar de ello se aceptó ese año en Primera al Zacatepec, mientras que Puebla ganó un cuadrangular para conocer al 18º equipo de élite entre equipos de Segunda. Además de los poblanos participaron: Unión de Curtidores (2º), Nacional (3º) y Naucalpan (4º).

El equipo que tendría que haber descendido al final de esta temporada fue la Ola Verde de Laguna.

Veranos 2001 y 2002
De manera improvisada y casi con el afán de salvar a los equipos descendidos, el descenso fue cancelado de manera directa en estos torneos, ya que se jugaría una promoción entre el conjunto relegado y un club de Primera A con el fin de aumentar el cupo de Primera a 20 equipos; claro, mediante un pago de 5 millones de dólares como "garantía" ante la Federación.

En el verano 2001, el Atlante se enfrentó al Veracruz, equipo que semanas antes fue adquirido por el mismo dueño de los Potros, Grupo Pegaso, y tras un empate a 0 en el puerto, los azulgranas masacraron 4-1 a los tiburones en el Azulgrana y regresaron a la máxima categoría sin poner un pie en la Primera A. Curiosamente, 6 meses después Irapuato (otro miembro de la "familia") se mudaría al puerto.


Para el Verano 2002, el equipo que llegó a la promoción fue León. Nadie creía que fueran a perderla, pues su rival, Veracruz, contaba ya con un equipo en Primera, producto de la mudanza de la Trinca. Contra todo pronóstico los jarochos vencieron a la Fiera, quien fue relegado por 10 largos años al segundo peldaño del balompié profesional; mientras que la llegada del otro equipo veracruzano terminó siendo benéfico para Chiapas, pues los tiburones ex-freseros se mudaron a Tuxtla Gutiérrez y así surgió Jaguares.

Otros casos

Liguillas del descenso
(1969-1985)
En 1969 se ideó un torneo de promoción entre los últimos lugares para definir al equipo descendido, y fue vigente hasta el final de la temporada 1984-85, cuando se canceló de manera definitiva por actos violentos en el "Coruco" Díaz.

Es como una liguilla, pero a la inversa: los que pierden son los que van avanzando, y desciende el que pierde la serie final. Esta curiosa y dramática forma de definir el descenso es un tema del que ya hemos hablado antes en este blog, puedes leer a detalle las historias de la liguilla del descenso aquí.

México 70
Un caos producido a raíz de las pugnas de la Federación, este torneo para muchos estudiosos e historiadores no debería ser tomado en cuenta, pues no fue jugado con la seriedad debida. Lo único rescatable fue su campeón (Cruz Azul) y el hecho de que el descenso fue -al igual que la temporada anterior- cancelado. Al respecto de este torneo puedes leer más aquí.

Curiosamente es al final de este torneo que se da el primer cambio de franquicia, cuando el Oro fue vendido y sus nuevos dueños lo transformaron en el Jalisco.

1985-86
Debido a que el torneo se canceló y en su lugar se jugaron 2 torneos cortos, no se pudo definir qué equipo descendía pues en el primer certamen (PRODE 85) sólo se jugaron 10 jornadas, ya que los equipos estuvieron divididos en 4 sectores con 5 clubes cada uno, y tras enfrentarse solamente entre ellos, los 2 primeros lugares de cada sector accedieron a la liguilla.

Esto provocó que la siguiente temporada (1986-87) se jugara con 21 equipos (los 20 de la temporada anterior más el ascendido, Cobras de Querétaro), lo cual es un récord vigente en la Liga. Al final de la misma hubo dos descensos para regresar a 20 el total de clubes.

1989-90
Ese año descendió el Atlante, el cual jugó en Querétaro toda la temporada. A pesar de ello la ciudad del acueducto no dejó de ser sede de Primera, pues el Tampico-Madero fue mudado y convertido en los "Celestes" de Querétaro; no pudieron usar el mote de Gallos Blancos pues ese equipo en ese entonces se encontraba en Segunda, aunque la historia los considera el mismo club.

1993-94
El Pachuca descendió al final de la temporada 1992-93; sin embargo la ciudad no dejó de ser sede de Primera, pues debido a problemas con su estadio, Toros Neza jugó su campaña debut en la bella airosa; de hecho, los conocidos como "Toros Hidalgo" fueron el primer equipo que utilizó el estadio Hidalgo como sede para partidos de Primera División.

*****

El sistema tan particular que impera en nuestro fútbol es propicio para eludir en muchas ocasiones a la justicia deportiva. Si queremos que nuestro fútbol a nivel de selección y de Liga (englobando todas las divisiones) crezca y se desarrolle, debe pensarse seriamente en hacer las modificaciones y cambios adecuados para que los ganadores reciban su recompensa, y los perdedores su castigo.

4 comentarios:

  1. Esto de las mudanzas y compras de franquicias descensos 'cancelados' no es más que el reflejo de improvisación, falta de garantías y poca transparencia de una liga mal manejada, siempre poniendo énfasis a otros asuntos que los deportivos. También es un reflejo fiel de la poca inteligencia de ciertas personas que un día desean tener un equipo de fútbol y se meten en el negocio más como una forma de tener estatus que por una verdadera pasión o por lo menos visión emprendedora.

    Hasta parece ser lo único constante de nuestro fútbol profesional: llega un 'nuevo rico' interesado pone dinero, compra una franquicia y en un par de años se cansa de perder plata lo vende o no paga y termina desapareciendo, en el proceso dañando a la afición y al mismo deporte. Eso le quita credibilidad, seriedad y abolengo al fútbol mexicano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, esa gente que llega a invertir en el fútbol como un mero negocio ha hecho pedazos los sueños de ciudades enteras.

      Eliminar
  2. Tal vez no lo sepa, yo tampoco lo sabía hasta unos días, pero hay muchos queretanos que no van al estadio porque no sienten ese equipo como suyo, aunque este navegando bien en la tabla. Se dice que la franquicia que descendió la desaparecieron por temor a que fuera más gente a verlos en el ascenso que al actual equipo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es la primera vez que harían algo parecido, ya que cuando compraron a La Piedad, en el 2002, gran parte de la afición tampoco fue a apoyarlos; e incluso 2 años más tarde ese equipo desapareció por aquellos rumores de que ellos y la Trinca eran del crimen organizado.

      Eliminar