Páginas vistas en total

sábado, 4 de mayo de 2013

BARCELONA VS BAYERN MUNICH SEMIFINALES DE CHAMPIONS


LIGA DE CAMPEONES DE EUROPA
EL ÁNÁLISIS
SEMIFINALES DE CHAMPIONS
POR: CHRISTIAN ESPINOSA FRAGOSO


 FC BAYERN MUNICH 0 VS 7  F.C. BARCELONA 

Cierto se habla de un marcador abultado, escandaloso y que deja muchas suspicacias en torno a la era dorada del equipo catalán, sin embargo, la principal lectura que me deja esta eliminatoria es que hay un vencedor justo, un ganador que jugó mejor al fútbol, y que tuvo la capacidad de doblegar y de obstaculizar por todas partes la práctica de un sistema de juego cautivador.

La ida

Los bávaros dejaron en claro desde la ida que el buen momento está de su lado; con un fútbol versátil y contundente el cuadro alemán superó a los culés en todos sentidos. A mi juicio el factor principal no fue que Messi no anduviera al 100%, ni que la línea defensiva fuese improvisada –aunque sí tiene su relevancia- lo más destacado fue la capacidad de los teutones por adueñarse del balón  y hacerles un corto circuito a las transiciones largas y constantes que ostenta el combinado español, aunado en la mayoría de las jugadas a proporcionar un sentido ofensivo y explosivo que sin duda desdibujó la premisa fundamental del rival, la posesión del balón.

Ahora los laterales Alba y Alves que comúnmente pisan los linderos del área rival, ahora fueron superados y maniatados por los laterales contrarios, Lahm Y Alaba ganaron la partida y eso influyó para que el toque constante en medio campo de los culés no tuviera un desahogo natural ante la presión en el centro del campo de Javi Martínez y Bastian Schweinsteiger.

Llegaron los goles, con polémica algunos, pero merecidos a final de cuentas por un Bayern incisivo e inspirado y que usó el juego aéreo como su mejor arma. La poca eficiencia en la marca en el cuadro bajo blaugrana fue una constante todo el partido, sin embargo, la caída del Barcelona sostiene más peso en lo que hace el cuadro de Munich que lo que dejó de hacer el equipo de Cataluña.


La vuelta

Siguió la tónica de la ida, las situaciones no cambiaron mucho, las dos puntas de los de la Bundesiliga Madzukic y Muller se intercambiaban entre sí, generando confusión en la zona baja rival, Ribery y Robben con mucho contacto de afuera hacia dentro, y lo que más frutos arrojó la presión absoluta a sabiendas que el Barcelona no opta por los latigazos o cambios de frente: Xavi e Iniesta se vieron muy saturados, muy asfixiados, lo que generó la poca participación al frente de Pedrito, Cesc y Villa. Por otra parte, observamos al equipo del experimentado Heynckes muy sensato y con mucho sentido ante un Barcelona con entusiasmo pero nublado y desmoronado anímicamente, con su gran figura en el banquillo y con un rival que jamás se relajo, un rival que siguió apretando y encontrando en una dinámica constante la profundidad deseada para ser mucho más peligroso que el mismo Barcelona que tenía la obligación de golear.

Los goles le pusieron los últimos clavos a la tumba culé, y llenaron de palmas a una máquina bien aceitada como los es el Bayern: obras hechas por un desafortunado autogol de Piqué, un gran gol tras jugada individual de Robben y uno más de Muller despidieron al gigante Barcelona de la posibilidad de volver a conquistar Europa.

Me parece ridículo los comentarios de que el Barcelona está acabado, de que el equipo se puso fin a una era; carajo el fútbol es de momentos, quien lo jugó lo sabe, quien lo analiza entiende que un jugador también tiene bajas, que un equipo también deja de funcionar como orquesta. ¿A caso no va a ganar la Liga? ¿Ser semifinalista de Champions es estar acabado? ¿Por qué menospreciar a un equipo que con tantas bajas  e inesperadas lesiones lo intentó? Tenemos memoria muy corta y visceral. El Barcelona se va a levantar, tiene una mística no sólo en el primer equipo, esa mística se respira desde las entrañas de su fútbol base y eso le da las tablas para seguir generación tras generación.


Por otra parte da gusto ver a un gigante alemán que no sólo gana por su raza, por su potencia y por su orden, avasalla por un fútbol compacto, explosivo, talentoso y sobretodo que deleita a cualquier aficionado del orbe.

1 comentario:

  1. Muy cierto, más que demeritar el rendimiento blaugrana hay que destacar la fuerza de esta máquina teutona de hacer fútbol. Tiene un plantel completísimo y es un habitual visitante de este tipo de instancias: a Barça no le gana cualquiera y esta es la prueba.

    ResponderEliminar