Páginas vistas en total

lunes, 26 de noviembre de 2012

Las semifinales del Ascenso MX

Necaxa 3-3 Dorados

Dorados 1-1 Necaxa: Buen partido el vivido el miércoles pasado en el estadio Banorte. Las hostilidades iniciaron a tambor batiente, pues apenas a los 4 minutos de iniciado el encuentro, Gustavo Ramírez sacó un disparo que fue desviado por Luis Omar Hernández y se incrustó en la meta de Armando Navarrete. Parecía que los locales tendrían una noche tranquila, pero 14 minutos más tarde un balón perdido en media cancha derivó en un pase filtrado bien aprovechado por el colombiano Santoya, quien clareó el esférico ante la salida de Alberto Frausto. A partir de ahí el encuentro tuvo vaivenes y dominio alterno (así como momentos muy ríspidos y rocosos), pero ya ninguno de los cuadros pudo plasmar superioridad alguna en el marcador.

Necaxa 2-2 Dorados: Las emociones en esta serie estaban reservadas para la vuelta. Un golazo de Gustavo Ramírez apenas a los 4 minutos de iniciado el cotejo puso a temblar a la fanaticada local. Los Rayos buscaron la igualada por todos los medios posibles, pero los postes le negaron dicha posibilidad. Tuvo que llegar el segundo tiempo para que la ilusión hidrocálida renaciera en los botines de Michel Gibrant, quien tras una gran jugada individual cruzó al portero sinaloense para decretar la paridad momentánea. Al 72' un contragolpe por banda derecha culminó en un centro por parte del ex América Daniel "Shaggy" Martínez para Santoya, quien empujó el esférico al fondo de la red y con su segundo tanto de la noche parecía impulsar a Necaxa rumbo a la final. No obstante, el gusto le duró poco a los presentes en el estadio Victoria, pues 4 minutos más tarde un nuevo yerro defensivo derivó en un autogol de Marvin de la Cruz, luego que la pelota rebotó en Navarrete y después en el mediocampista para poner el 2-2 mortal para los necaxistas. La última gran oportunidad llegaría con un penal a favor de los rojiblancos a 8 minutos del final (por una clara mano en el área), pero Frausto fue de nueva cuenta el héroe para los del norte, pues atajó el disparo de Víctor Lojero. Con el empate global, Dorados avanzó por el criterio de goles de visitante y jugará su segunda final en el semestre. 

Lobos BUAP 2-3 La Piedad

La Piedad 1-2 Lobos BUAP: Los Reboceros no pudieron hacer válida su condición de local en la ida, y terminaron cayendo ante unos Lobos que lucían en el papel como claros favoritos para avanzar. Si bien la superioridad de los michoacanos fue latente por 50 minutos, no pudieron reflejarlo en el marcador. Un error de Cruzalta fue aprovechado por Cavallo al minuto 26 para la causa local; mas Lobos aguantó la presión y en la segunda parte, al 55, un centro a segundo poste por la izquierda fue bien aprovechado por Hébert Alférez para igualar a 1 los cartones, y propiciar la debacle piedadense. A partir de ese momento Lobos fue el amo en lo futbolístico y en lo anímico; un disparo al poste al 56' anunciaba ya que los licántropos iban por la victoria, la cual llegaría al 78' cuando en un cobro de falta, el arquero Leonín Pineda no pudo rechazar y Diego de Souza aprovechó para poner arriba a los universitarios. Por si fuera poco, el goleador Juan Manuel Cavallo terminó siendo expulsado por doble amarilla, por lo que de cara a la vuelta los Reboceros lucían como claras víctimas. 

Lobos BUAP 0-2 La Piedad: Cual guión de película, los Reboceros supieron sobreponerse a todos los factores que tenían en contra y de manera agónica lograron llegar a la instancia definitiva en el Ascenso MX. Tras un buen inicio de los locales, los michoacanos fueron asentándose en el terreno de juego, y al 29' encontraron el gol de la esperanza en un tiro de esquina, cuando Braulio Godínez conectó de cabeza y mandó el esférico al fondo de las piolas. Con el paso de los minutos, la insistencia Rebocera fue apagando el ánimo de los asistentes al juego, y la algarabía del estadio Universitario se fue convirtiendo en un nerviosismo creciente. El ansiado gol de los visitantes tardó en llegar -en gran medida- gracias a la actuación de Óscar Jiménez, quien sacó al menos tres balones con etiqueta de gol. Parecía que todo se esfumaba para los pupilos de Cristóbal Ortega, sobre todo porque al minuto 90 un cabezazo franco terminó en las manos del cancerbero poblano, ante la impotencia rebocera. Tuvo que aparecer Fernando González en el último minuto para batir al arquero rival, ¡al fin caía el gol que los ponía en la final! por lo que, cuando el colegiado pitó el final, las huestes de amarillo y azul abrazaron la locura y la euforia. La Piedad regresa a una final un año después de haber perdido (ante la UAT en el Apertura 2011), mientras que Lobos no pudo repetir la hazaña del torneo anterior, cuando llegó a dicha instancia pero terminó perdiendo el campeonato a manos de León.

¿El gol? De Gustavo Ramírez, en la vuelta ante Necaxa. Sorprendió con un disparo fenomenal que se incrustó en el ángulo de la portería defendida por Armando Navarrete. 2. El gol de Danny Santoya en la ida de la misma serie.
¿El partido? Me quedo con la vuelta entre Rayos y Dorados, porque hubo goles, polémica, dramatismo y pinceladas de genialidad.
¿La figura? Gustavo Ramírez, de Dorados, pues su par de tantos fueron vitales para que los de Sinaloa estén de nueva cuenta peleando por un trofeo.
¿La atajada? de Óscar Jiménez, cancerbero universitario, quien en los minutos finales vio acosada su meta. La acción más vistosa fue cuando, tras un disparo de media cancha, recorrió bien y con un lance espectacular evitó que cayera el segundo gol de los michoacanos.
¿Los errores? Victor Cruzalta dejó un balón a modo en su área para que Cavallo anotara, en la ida entre Lobos y Reboceros. Un balón que no controló en una salida Armando Navarrete terminó siendo un autogol que le terminaría costando la eliminación a los Rayos. ¡Y qué decir del penal fallado por Víctor Lojero! Terrible falla del delantero de Necaxa y actual campeón de goleo de la división.
¿Lo negro? En términos generales hubo buen arbitraje, no hubo jugadas que influyeran en el destino de cualquiera de los 4 contendientes.
¿El detalle? Corría el minuto 69 en la vuelta entre Lobos y Reboceros cuando Carlos Manuel Martínez, árbitro central del encuentro, le mostró la tarjeta roja a Pierre Ibarra (pensando que ya estaba amonestado); no obstante, con el apoyo de sus asistentes, rectificó y tan sólo le dejó en cartón preventivo la sanción al zaguero de Lobos BUAP. 

Así se jugará la final:

No hay comentarios:

Publicar un comentario