Páginas vistas en total

jueves, 1 de noviembre de 2012

La final de la Copa MX (Apertura 2012)


Llegó el plazo. El trofeo (muy bonito, por cierto) llegó al Marte R. Gómez ansioso de ser levantando por cualquiera de los dos equipos contendientes al título. Correcaminos y Dorados, por méritos propios se encontraron en la instancia definitiva, dispuestos a brindar un partido de lucha y entrega totales, con tal de inscribir su nombre en la historia del recién revivido certamen.

Tras un inicio trepidante, la visita se puso al frente en el marcador apenas a los 4 minutos de acción: un desborde por izquierda derivó un centro retasado que encontró la pierna de Lorenzo Ramírez para que con una media vuelta rasa horadara la cabaña de Iván Vázquez Mellado. Ante el desconcierto de los locales por el tanto tempranero, el "Chelís" (quien por cierto salió con un atuendo muy simpático) ordenó presionar más en el medio campo y pidió a sus pupilos que buscaran tener más llegada por las bandas.

Tendría que ser hasta el minuto 42 cuando la gente que se dio cita en el inmueble pudo celebrar: tras un centro por derecha, Eder Pacheco y Mario Osuna se alzaron en el aire para intentar conectar el balón, con mala fortuna para este último, pues el árbitro percibió que el jugador sinaloense hizo contacto con la mano, por lo que Baruch Castellanos decretó cobre de penal y de paso le mostró la tarjeta roja al hombre de Dorados, quienes afrontaron el resto del partido con un hombre menos. Ya con la repetición se aprecia que la mano en realidad fue primero de Eder, por lo que el penal no tenía que haber sido sancionado... pero el hubiera no existe, y Rodolfo "Fito" Espinoza igualó los cartones con un disparo fuerte y al centro, que engañó por completo al portero Alfredo Frausto.

Para la segunda parte, los universitarios salieron dispuestos a encontrar el gol de la victoria, por lo que asediaron la portería de Frausto, pero con poco tino. Tras 20 minutos de un vendaval naranja, Dorados se dio cuenta que podía ganar tiempo y posesión del esférico si controlaban la media cancha, por lo que poco a poco fueron calmando el ímpetu de los universitarios y comenzaron a generar peligro sobre la meta rival. Faltando 8 minutos para el final, una mala salida en línea de la zaga visitante dejó a Nicolás Saucedo solo ante Frausto, por lo que el recién ingresado tocó con suavidad hacia Nurse, quien sólo tuvo que empujar la número al fondo de las redes para provocar el delirio de las casi 20,000 gargantas que fueron a apoyar a su "Corre"; el título estaba muy cerca, y todo indicaba que sería para la UAT, pero...

Dorados no bajó los brazos, y siguieron generando peligro. Un tiro de esquina ya en tiempo de compensación tomó por sorpresa a todos, cuando de la nada apareció un cañonazo que surgió de la pierna izquierda del portero Alfredo Frausto, quien se había sumado al ataque: ¡gol de Dorados, gol del portero! el marcador se empataba a 2, tendríamos que ir a la serie de penales para decidir quién sería el campeón. Por cierto, en esa jugada el árbitro le mostró la segunda tarjeta amarilla a Rodrigo Folle (quien ya había salido de cambio) por correr hacia la esquina en donde se cobró el corner y acomodar rápidamente el balón.

Así fue la serie de penales:

1-0 Anotó Roberto Nurse (Correcaminos)
1-1 Anotó Cuauhtémoc Blanco (Dorados)
2-1 Anotó José Silva (Correcaminos)
2-2 Anotó Fausto Ruíz (Dorados)
3-2 Anotó Ricardo Jiménez (Correcaminos)
3-3 Anotó Javier Güemez (Dorados)
3-3 Falló Rodolfo Espinoza (Correcaminos)
3-4 Anotó Enrique Escudero (Dorados)
4-4 Anotó Felipe Ayala (Correcaminos)
4-5 Anotó Alfredo Frausto (Dorados)

Por lo que así los Dorados de Sinaloa se convirtieron en el primer equipo que sale campeón de Copa no perteneciendo a la Primera División. Un triunfo justo, merecido y que debe servir ahora como aliciente para buscar el título de Liga y, ¿porqué no? el ascenso. Un reconocimiento también a la afición tamaulipeca, muchos se fueron acabando la serie de penales, pero quienes se quedaron aplaudieron al rival cuando éste daba la vuelta olímpica, sin duda una gran muestra de un comportamiento ejemplar y dignidad deportiva. Esos son las actitudes que quisiéramos ver más seguido en todos los estadios.


¿El gol? el 2-2, de Alberto Frausto, ¿qué puede ser más emocionante que un gol de último minuto anotado por el arquero?
¿La figura? El mismo Frausto, porque estuvo atento durante los 90 minutos del tiempo regular, revivió a su equipo en el último minuto y además fue el anotador del penal decisivo. Como salido de un guión de película de Hollywood.
¿El equipo? No hay de otra: el campeón de Copa MX 2012, Dorados de Sinaloa.
¿El error? el penal fallado por "Fito" Espinoza. Refuerza mi teoría de que quien cobra un penal en el tiempo regular no siempre es buena opción en una tanda definitoria, suelen dudar mucho y terminan por cambiar la forma de cobrar que ya tienen bien ensayada, recuerden a Aspe en 1994.
¿Lo negro? el penal que le marcan a favor a Correcaminos, cerca del final del primer tiempo. La mano la comete primero el jugador naranja, además que expulsan injustamente a Mario Osuna. 
¿El detalle? Me gustó la forma en la que se llevó a cabo la ceremonia de entrega del trofeo, con ambos equipos colocados en sendas plataformas. Muy elegante y vistoso.


Termina así, un capítulo más de un torneo añejo y con mucha tradición en el fútbol mexicano, que muchas veces no ha sido bien valorado y que incluso ha llegado a ser ninguneado. Deja mucho material de análisis, por lo que aquí en Fútbol S.C. esperamos hablar de ello en nuestra próxima emisión de radio por internet la próxima semana. enhorabuena para los Dorados de Sinaloa, sus dirigentes, cuerpo técnico, jugadores y afición. ¡¡Felicidades!! disfruten mucho este momento, se lo ganaron a pulso.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada