Páginas vistas en total

miércoles, 17 de octubre de 2012

EL UNIÓN DE CURTIDORES


El Unión de Curtidores es uno de los equipos más antiguos del bajío y desde su fundación, en 1928, se convirtió en el más asiduo ganador de la liga de Guanajuato. En 1944, al pasar la mayoría de sus jugadores al recién formado Club León, “La Unión” dejó de existir, más algún tiempo después -en 1967- el equipo fue reorganizado e inscrito en la Segunda División.

Siete años más tarde, la Primera División decidió aumentar el número de equipos de 18 a 20 y para ello, además del campeón Tigres, el máximo circuito decidió invitar a otros dos cuadros de segunda a formar parte de ella: Pumas de San Luis (que tomarían el nombre de Atlético Potosino) y Unión de Curtidores. El 14 de julio de 1974, el club guanajuatense debutó en Primera División. El resultado final no les favoreció, pues cayeron ante el Puebla 2-0. La alineación de los Curtidores en ese partido fue la siguiente: José Luis Lugo; Mario Cuevas, Salvador Sánchez, Rocha y Alejandro Villalobos; Salvador Carrillo, Hugo Dávila y Oribe Maciel; Juan Carlos Czentoricky, Ramírez (Brizuela) y Fausto Vargas. Su entrenador era el famosísimo “Cinco Copas”, Antonio “La Tota” Carbajal.

Las dos primeras campañas de “La Unión” fueron muy buenas (sexto y octavo lugar respectivamente), tanto que logró colarse a la liguilla por el título. En aquellos años brillaron enormemente elementos como el arquero José Luis Lugo, el defensa David Sepúlveda, los mediocampistas José Luis “Sabanita” Rivera y Hugo Dávila, así como los delanteros Oribe Maciel (uruguayo) Juan Carlos Czentoricky (argentino) y Fausto Vargas (ex jugador de las Chivas). No obstante, a partir de entonces el Curtidores comenzó a decaer y, tras librar exitosamente dos series por el no descenso contra el Atlas, en 77-78 (0-0 y 4-2), y contra el Jalisco, en 79-80 (1-2 y 3-1), finalmente, en 80-81, tras perder con los rojinegros (0-2 y 2-1), regresó a la Segunda División. En aquel equipo alineaban: Rubí Valencia; Marcos Magallón, Santiago Bautista, Alejandro Villalobos y Víctor Lomelí (José Antonio Rodríguez); Miguel Ángel Mendoza, José Luis “Sabanita” Rivera y Juan Carlos da Rosa; Oribe Maciel, Hiram Figueroa (Nazaré) y Ulrich. Su entrenador era el uruguayo Pío Tabaré.

Dos años más tarde, de la mano del ex goleador atlista, Alfredo “Pistache” Torres, Unión de Curtidores logró regresar a Primera División superando al Zamora (1-1 y 1-0). Sin embargo, el gusto no le duraría mucho al equipo “cuerero” pues tras una pésima campaña en que impusieron récord de derrotas (25 en 38 juegos), volvieron a descender. La última alineación del Curtidores en primera la conformaron: Jorge Jaramillo; José Luis Ortiz, Santiago Bautista, Germán Díaz y Aarón Delgado (Miguel Martínez); David Sepúlveda, Alberto Terrones y Jaime Nicolás Ávalos; Rafael “Chepe” Chávez (Sergio Oñate), Guadalupe García y Jesús Terrones. En esa desastrosa campaña habían sido dirigidos por el brasileño José Gómes Nogueira y por Juan Manuel Olague, ex jugador de la institución.

Festejando el ascenso que nunca llegó.
Tras permanecer dos años más en segunda, el Unión de Curtidores desapareció. No volvería sino hasta 11 temporadas después, en 1997, cuando fue inscrito en la Primera Divisón “A”. Este equipo logró el ascenso apenas dos años más tarde, sin embargo su llegada a primera no se consumó pues la franquicia fue llevada a Puebla para que el Equipo de La Franja, que se había ganado el descenso a pulso, no perdiera la categoría. En aquella escuadra que vio frustradas sus legítimas esperanzas de alcanzar el máximo circuito destacaban el portero Saúl Sánchez, los defensas costarricenses Raymond Harris y Alex Madrigal; el entonces joven Daniel “Borita” Alcántar, Roberto Domínguez, Omar Monjaraz, Andrés “Andy” Pérez (quien luego jugó para La Piedad y Veracruz), Jesús “Chuy” Mendoza, Álvaro “Garrita” Ortíz, Margarito González (defensa que luego jugó en La Piedad, Querétaro y Cruz Azul) Christian Patiño (después brillaría en el América), el volante brasileño José Carlos Días “Junior” y el goleador tico Allan Oviedo. Además, aprovechando su condición de filial de los “Panzas Verdes”, utilizaron en la liguilla a Jaime Ordiales y a Everaldo Begines. Así, pese a las protestas de los aficionados leoneses, el Unión de Curtidores desapareció.

Después de jugar varios torneos en la Liga Premier de la Segunda División, el equipo desapareció de cara al Apertura 2014 por problemas económicos. Incluso tuvo que jugar la temporada 2012-2013 en Irapuato, puesto que la directiva de León, encabezada por Jesús Martínez Jr., no les permitió jugar en la misma plaza -haciendo gala de un desconocimiento enorme de la historia del fútbol en la ciudad.

Por último, cabe señalar -como dato curioso- que en 1979 se decidió disfrazar al Unión de Curtidores de selección nacional de cara a las eliminatorias rumbo a Moscú 80. Los “Cuereros” regresaron con el boleto olímpico, no obstante, tras descubrirse que sus jugadores eran profesionales, fueron eliminados del certamen.

Para conocer la historia de más equipos antiguos y desaparecidos, da clic aquí

4 comentarios:

  1. Después de dos finales de ascenso perdidas, han vuelto a desaparecer por penurias económicas y no tener donde jugar.

    ResponderEliminar
  2. Originalmente el equipo que Valente Aguirre iba a vender a Paco Bernat, dueño del Puebla, era el mismísimo León, ya que estaba muy endeudado y prefería conservar al Curtidores, con una plantilla más económica. Al enterarse la gente de León, masiva y espontáneamente salió a las calles para exigir que se impidiera tal operación, donde incluso intervino el gobierno estatal (en lugar de darle prioridad a asuntos más urgentes) y después de una intensa semana se dio a conocer la noticia: el Unión de Curtidores desaparecería para mantener antideportivamente en la primera división al Puebla FC. Al conservarse el León, y ante la impopularidad de Valente Aguirre en la ciudad, el equipo paso a manos de Roberto Zermeño, el cual en el futuro demostró no ser la más acertada decisión, siendo condenado al descenso años más tarde por ese Puebla nacido de la franquicia de Curtidores.

    ResponderEliminar
  3. Así es, yo también recuerdo el coraje cuando me enteré que los poblanos a toda costa se mantendrían en Primera. Fue el primer caso de este tipo que me tocó vivir, y a la fecha deseo que, como bien dices, algún día pueda el Unión regresar y tomar el lugar que le corresponde, ese que le fue robado y que no han podido pelear. Recuerdo que cuando Grupo Pachuca tomo a León, poco después del ascenso de "La Fiera", Jesús Martínez Jr. -olvidando o desconociendo la historia del fútbol de León- dijo que Curtidores no podría jugar en León, que la plaza era sólo para los esmeraldas; incluso ese año tuvieron que jugar en Irapuato.

    ResponderEliminar
  4. Un equipo con historia yo me encariñe con el curtidores Jorge Jaramillo cuchillo Herrera villa lobos nazare texeira goncalvez ruben techera pancho. Zacarias. Entre otros un equipo con garra enjundia y con ganas de jugar y demostraba que con poca nomina se puede jugar bien

    ResponderEliminar