Páginas vistas en total

jueves, 20 de septiembre de 2012

LOS MULOS DEL ORO

Escudo del Club Oro.
Dos empresarios joyeros: Albino Rubalcaba y Felipe Martínez Sandoval fundaron el Club Oro de Guadalajara el 6 de enero de 1925. Desde su ingreso a la liga tapatía se volvieron un rival de consideración para las Chivas, el Atlas y el Nacional. En 1944, de cara a la segunda campaña de la Era Profesional, el Club Oro fue admitido en la Liga Mayor. Su debut no fue afortunado, cayó ante el Atlas 3-1. Los primeros hombres en vestir la playera áurea fueron: Blas Aldana; Manuel “Nano” García y Hernández; Pérez, José González y Ley; Ezequiel, Macías, Martín Gómez, Flores y García. Eran dirigidos por Antonio Carrasco. El primer año fue desastroso, tanto que quedaron en último lugar, por ello, de cara a la siguiente temporada, la 45-46, adquirieron los servicios de figuras extranjeras tales como el arquero argentino Luis Heredia y el goleador paraguayo Atlio Mellone. (En recuerdo de este futbolista llamaban a Crescencio Gutiérrez “El Mellone”) Al terminar la temporada 47-48, el Oro terminó empatado en primer lugar con el León, por lo que debieron jugar un partido de desempate. El resultado final favoreció al equipo guanajuatense 2-0. La frustración de “Los Mulos” siguió creciendo, pues debieron conformarse nuevamente con el subcampeonato en 53-54 (fueron superados por el Marte) y en 55-56 (cayeron derrotados por el León, otra vez en partido de desempate).


No fue, sino hasta la campaña 62-63, cuando, bajo la dirección técnica de Arpad Fekete y el aporte de dos magníficos futbolistas brasileños: Amaury Epaminondas y Manoel Tabares “Necco”, el Oro, venciendo al campeonísimo Guadalajara (que llevaba cuatro campeonatos seguidos), logró por fin alzarse con la corona. Los autores de la hazaña fueron: Antonio “Piolín” Mota; Adhemar Barcelho, Víctor Chavira y Germán “Tamal” Ascencio; Rogelio González Navarro y Felipe “Pipis” Ruvalcaba; Jorge “Tepo” Rodríguez, Nicola Gravina, José Luis “Zurdo” Pérez, Amaury Epaminondas y Manoel Tabares “Necco”. “Los Mulos” lograrían un subcampeonato más (64-65), no obstante, a partir de el año siguiente iniciarían un hondo declive que los llevaría a la jugar una serie por el no descenso contra Jabatos de Nuevo León (68-69). De ésta salieron vivos, sin embargo no seguirían en Primera División mucho tiempo, pues antes de comenzar la campaña 70-71, la franquicia fue vendida a unos empresarios que le cambiaron el nombre a Club Jalisco, con lo cual la gran tradición del Oro se perdió. El 10 de octubre de 1970, “Los Mulos” jugaron su último partido (1-1 con el América), en él alinearon: Jesús Mendoza; Antonio Serrano, Roberto Serrano, Raúl Orozco y Rodolfo Jáuregui. Héctor González, Caballero y Antonio Villanueva (anotador del último gol de la franquicia); Bernardino Brambila, Docal y José de Oliveira “Berico“. También jugaron Rafael Márquez (padre del exjugador del Barcelona) y José Luis Suárez. Eran dirigidos por Antonio Fábregas. El Jalisco descendería en 1980 y dejaría de existir en 1991. Posteriormente, entre 95 y 98, jugaría en Segunda División un equipo denominado Oro Jalisco (del cual surgió Carlos Salcido). Hace poco, en 2011, la franquicia fue revivida y ahora milita en la categoría de Nuevos Talentos.

Para conocer la historia de más equipos antiguos y desaparecidos, da clic aquí

Sin duda uno de los uniformes más vistosos en la historia del fútbol mexicano.

3 comentarios:

  1. Un equipo que sin duda daría gusto ver resurgir, más aún cuando el fútbol tapatío atraviesa por una severa crisis. ¿Oye, su último torneo fue el México 70, verdad?

    ResponderEliminar
  2. nos gustaria el regreso de este gran equipo toda una tradicion en la ciudad que nos vio nacer Guadalajara.aquellos partidos que de nino hiba al parque oro a deleitarme con aquellos jugadores que jamas olvidare como el chale hector Hernandez,el tejon Garcia,chepe Naranjo,el chicho lopez uf que tiempos tan preciosos.

    ResponderEliminar