Páginas vistas en total

lunes, 6 de febrero de 2012

LOS PORTEROS EXTRANJEROS DEL ATLAS




Desde el inicio del fútbol profesional en el año de 1943, el Atlas ha tenido un total de nueve porteros extranjeros en sus filas. El primero de ellos fue el célebre guardameta argentino Luis Heredia, famoso por anotar un gol de portería a portería en la campaña 44-45. Heredia llegó del Club Oro y aunque solo jugó una campaña con los rojinegros -la 49-50-, no pasó desapercibido, pues al lado de hombres como Juan “Chapetes” Gómez, Felipe Zetter, Javier Novello, José “El Chivo” Mercado y Edwin Cubero, consiguió llevar a las vitrinas atlistas un título de copa y uno de campeón de campeones. Tristemente, Heredia fallecería poco después, al sufrir un infarto fulminante en un entrenamiento.

El segundo arquero extranjero del Atlas fue el colombiano Efraín Sánchez, mejor conocido como el “Caimán”, quien por muchos años defendió el arco de la selección cafetera, incluyendo el mundial de Chile 62. Sánchez llegó al club en 1958 y durante dos temporadas 58-59 y 59-60 fue titular de los rojinegros. Entre sus compañeros estuvieron: Jesús del Muro, Jorge “Palmareño” Solís, Alfredo “Pistache” Torres, Ernesto “Tetos” Cisneros y Rubí Cerione.

Apenas transcurrió un año, cuando los rojinegro presentaron al tercer guardameta extranjero de su historia, el brasileño Carlos Pierín, conocido como “Lalá”. Pierín jugó dos temporadas con los rojinegro 61-62 y 62-63, y en este lapso, al igual que Luis Heredia, ganó para los rojinegro un título de copa y uno de campeón de campeones. Junto con “Lalá“, arribaron al Atlas otros brasileños, Dirceu Sequeira, Newton y Custodio Alves.

No fue sino hasta la campaña 79-80 en que los rojinegro volvieron a contratar un guardameta extranjero, el uruguayo Gerardo Rodríguez. El paso del charrúa fue muy discreto, y tuvo que alternar el arco con Raúl Morales (posteriormente un extraordinario formador de porteros) y el veteranísimo Ignacio “Cuate” Calderón.

Una década después, llegó otro arquero uruguayo al Atlas, éste, sin embargo, dejó desde sus primeros partidos constancia de su enorme calidad: Robert Dante Siboldi. El charrrúa jugó tres años con los “Zorros” (89-92) y pese a no conseguir ningún título, alcanzó gran prestigio, siendo cedido al Cruz Azul.

Tras la partida de Siboldi, buscando arropar al novato Miguel de Jesús Fuentes, los rojinegros contrataron un nuevo arquero foráneo. Sin embargo, éste, para sorpresa de todos, no era argentino, uruguayo ni brasileño, sino: ¡ruso! Su nombre era Viktor Derbunov y apenas jugó 10 partidos con los zorros. Después partiría al fútbol de Hong -Kong, y varios años más tarde, defendiendo a un combinado de estrellas de aquel país, enfrentó a la selección mexicana.

Vino la época en que surgieron grandes arqueros nacionales de la cantera atlista: Oswaldo Sánchez, Erubey Cabuto, Armando Navarrete, Jesús Corona, etc…, y el contratar arqueros extranjeros se hizo obsoleto. Sin embargo, algo pasó después y hombres como Antonio “Poeta” Pérez, Francisco Canales y Pedro “Tabla” Hernández, no demostraron la suficiente regularidad para consolidarse en el marco atlista. Entonces, las importaciones volvieron.

Para el Clausura 2008 llegó otro uruguayo, Jorge Bava, quién defendió la portería atlista durante ese torneo y el siguiente. Tuvo actuaciones memorables en la Copa Libertadores, competencia en que los rojinegro hicieron un excelente papel, alcanzando los cuartos de final por segunda ocasión en su historia. Sin embargo, extrañamente, los directivos se negaron a hacer uso de la opción de compra y el arquero charrúa dejó nuestro país para volver al Libertad de Paraguay.

Seis meses bastaron para que los directivos, ante la irregularidad demostrada por los jóvenes canteranos, se decidieran a traer otro arquero foráneo. Esta vez el elegido fue un argentino de nombre Mariano Barbosa, el cual pese a sus grandes condiciones y haber jugado la Champions League con el Villareal, nunca alcanzó su mejor forma, por lo que su paso por Atlas (2009-2010) tuvo más pena que gloria.

El último arquero extranjero que ha llegado a los zorros es el chileno Miguel Pinto, quien llegó de la Universidad de Chile y es el portero suplente de la selección andina. Pinto ha demostrado ser un aquero de calidad desde su arribo en el Clausura 2011, esperemos que siga así, y que sus actuaciones sean decisivas para que el Atlas salga avante de la difícil situación en que se encuentra.

PD. En las fotos aparecen: Efraín "Caimán" Sánchez, Robert Dante Siboldi y Miguel Pinto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada