Páginas vistas en total

lunes, 31 de octubre de 2011

Los goles de la jornada 16

Atlante 4-4 Morelia

Jaguares 4 UNAM 0

Tigres 2-1 Santos

Pachuca 4-0 Monterrey

Guadalajara 1-1 Atlas

Toluca 0-1 Querétaro

Estudiantes 0-2 Cruz Azul

Tijuana 0-0 San Luis

América 2-3 Puebla

sábado, 29 de octubre de 2011

DEL CAMPEONATO AL DESCENSO “LA HAZAÑA” DEL MARTE



El Club Deportivo Marte nació en 1921 con el nombre de “Guerra y Marina”, que era el nombre de la dependencia para la cual trabajaba su fundador, el general Rafael M. Aguirre. En 1922 el equipo ingresó en la Liga Mayor, pero apenas un año después debió cambiar de nombre pues la Federación prohibió que los equipos participantes tuvieran nombres de empresas u organismos gubernamentales -esta misma regla obligó al equipo Luz y Fuerza a cambiar su nombre por el de Necaxa-, adoptando el de “Son-Sin“, pues la mayoría de sus integrantes, incluyendo a su arquero estrella: Oscar Bonfiglio, provenían de Sonora y Sinaloa.

Un año después el equipo se desintegró, pero algunos años más tarde, en 1928, volvió al seno de la liga, ahora sí con el que sería su nombre definitivo: Marte.

Esa misma temporada, la 28-29, el equipo marciano, superó todas las expectativas y se coronó campeón, terminando con el dominio que durante cuatro años consecutivos había ejercido el América. Entre sus integrantes había varios jugadores que con el tiempo se convertirían en leyendas como el mismo Bonfiglio o los jaliscienses Lorenzo “La Yegua” Camarena, Ignacio “Calavera” Ávila, Hilario “Moco” López, Miguel “La Venada” Alatorre, entre otros.
Para la temporada 42-43, la última de la llamada “Época Amateur”, formó un equipazo y salió campeón por segunda vez. Entre sus figuras estaban: Felipe “La Marrana” Castañeda en el arco, el inmortal Luis “Pirata” Fuente, José Luis Borbolla (quién después llegaría a jugar en el Real Madrid), Manuel Alonso Pría (Ex jugador del Racing de Santander) Y José “Ché” Gómez (argentino que luego haría una larga carrera como entrenador).

Posteriormente fue uno de los primeros clubes en dar inicio a la etapa profesional y, tras diez años de vagar en posiciones mediocres, fue adquirido por el presidente municipal de Cuernavaca, Eduardo Díaz Garcilazo y llevado a jugar a esa ciudad.

Durante su primera temporada en su nueva sede, la 53-54, el Marte logró ser campeón por tercera vez, de la mano de Ignacio Trelles, quién así conquistó su primer título de liga en Primera División. Los hombres que alinearon en la consecución del campeonato fueron los siguientes: Eugenio “Mono” Arenaza (portero peruano), Jorge Romo, Guillermo “Platanito Hernández, Jesús Segovia; Mario Ochoa, Carlos Blanco (español naturalizado mexicano); Manuel “Catrín” Peza, Carlos Turcato (argentino), Enrique González (argentino), Mario “Flaco” Pérez y Enrique “Loquito“ Sesma.

Tristemente, cuando todo parecía marchar de manera inmejorable para el equipo marciano, los problemas económicos afloraron y su dueño tuvo que deshacerse de la mayoría de sus estrellas. Así pues, Arenaza, Romo, “Platanito” Hernández, Segovia y Sesma pasaron al Toluca, mientras que otros como Carlos Turcato, “Flaco” Pérez y el mismo Nacho Trelles emigraron al Zacatepec.
Resultado de este desmantelamiento, en 54-55, el Marte, ahora bajo las órdenes de Servando Vargas, quedó en último lugar, no obstante aún no estaba descendido, tuvo oportunidad de quedarse en primera jugando una liguilla contra el Atlante y tres equipos de segunda, pero ni así pudo librarla, volvió a quedar en última posición y ya sin salvación posible descendió, su último gol lo anotó Roberto “Chango“ Zárate. Increíble la historia de este equipo que en un solo año pasó de la gloria al infierno.

El Marte nunca más regresó a primera división. Jugó sólo una temporada en segunda y después desapareció. En 1992 un grupo de empresarios morelenses lo revivió y lo mantuvo varios años jugando en Xochitepec, en Segunda División y Primera “A”, hasta que, al final del Verano 98, aquel equipo, el cual tenía por denominación “Marte Morelos”, descendió. Posteriormente el equipo fue adquirido por Grupo Pegaso y llevado a Acapulco, con lo cual el Marte dejó de existir.

La foto corresponde a los años veinte.

Para conocer la historia de más equipos antiguos y desaparecidos, da clic aquí

jueves, 27 de octubre de 2011

Los goles de la jornada 15

Morelia 2-2 Pachuca

Guadalajara 1-0 Tigres


Monterrey 2-0 Atlas


Puebla 2-1 Estudiantes Tecos


San Luis 2-1 Querétaro


Santos Laguna 1-1 América


UNAM 1-0 Atlante


Tijuana 2 Jaguares 0

Cruz Azul 0-0 Toluca

lunes, 24 de octubre de 2011

¿QUIENES SON?


El ataque del Morelia de finales de los ochenta, cuando "Los Canarios" eran un equipo modesto pero muy aguerrido. ¿Los puedes identificar

La jornada 14

Terminó la jornada 14 del torneo de Apertura. El panorama sigue abierto para casi todos los equipos. A continuación les dejamos todos los goles y lo que nos pareció lo mejor.

Querétaro 1 Cruz Azul 0


Estudiantes Tecos 5 Santos Laguna 2


Jaguares 3 San Luis 1


Atlas 1 Morelia 1


Atlante 1 Tijuana 1


Toluca 4 Puebla 3


América 1 Guadalajara 3

Pachuca 0 UNAM 0


Monterrey 0 Tigres UANL 0



¿El mejor partido? Toluca 4-3 Puebla. Hubo errores, drama, sorpresa y goles. Puebla inició ganando, pero Toluca dio una gran remontada, y poco a poco comienza a carburar.
¿El mejor gol? El de Rubens Sambueza, para el 5-2 final en la victoria de los de la UAG ante Santos. Que forma de colocar la pelota lejos del alcance de Oswaldo Sánchez. 2. Carlos Esquivel, por ese disparo que parecía sin ángulo 3. Luis García
¿El mejor equipo? Estudiantes Tecos. Al fin hicieron valer su condición de local, y acabaron humillando al -hasta entonces líder- Santos Laguna. 5 goles en casa, y los de Zapopan siguen vivos en la lucha por la permanencia.
¿La atajada? Se que está en el peor equipo de su liga, que pierde y pierde y vuelve a perder, pero la doble atajada en un cobro penal por parte de Guillermo Ochoa es para destacarse.

¿La figura? Iván Alonso, del Toluca, por sus 3 goles y porque ya también es líder en ese rubro. Mención especial para Luis Michel, de Chivas, quien respondió bien a la presión de un clásico.
¿El error? El de Armando Navarrete que da el segundo gol a Chivas. No sólo por el obvio error, sino por el marco en que se dio.
¿El detalle? El retiro de Miguel Calero. Una de las últimas figuras del Pachuca.
¿Lo negro del arbitraje? Otra mala jornada. El juez más criticado por los expertos en la materia fue Francisco Chacón -Gallos-Cruz Azul-, sobre todo por un gol legítimo de Querétaro que fue sancionado como fuera de juego, y por el penal que le otorga la victoria al conjunto emplumado.

lunes, 17 de octubre de 2011

Los goles y lo mejor de la jornada 13

La jornada 13 resultó ser cabalística –fatalista para algunos-, puesto que las sorpresas siguen dándose por racimos. América, Tijuana y Atlas sumaron de a 3 (y dando sus mejores partidos de la temporada, respectivamente), el líder general sigue cambiando (ahora es Santos Laguna, con un partido pendiente) y TODOS los equipos tienen aún posibilidades de calificar a la liguilla, a sólo 4 fechas del final de la temporada regular. Repasemos los goles y lo mejor que nos entregó la fecha 13 de la liga local:

Morelia 2-0 Tigres


Monterrey 0-3 América


Jaguares 1-1 Atlante


Guadalajara 5-2 Estudiantes


Tijuana 3-2 Pachuca


Santos 3-2 Toluca


San Luis 1-1 Cruz Azul


UNAM 1-4 Atlas


Puebla 1-0 Querétaro


¿El mejor partido? El Santos-Toluca. Intenso, lleno de emociones, golazos, volteretas y un final dramático se conjugaron en este encuentro, para deleite de los aficionados.
¿El mejor gol? Arreola, del Atlas, con un disparo potente metió un cañonazo que se incrustó en el ángulo superior izquierdo de la portería defendida por Alejandro Palacios, simplemente impresionante. 2. Sinha 3. El segundo de Elías Hernández 4. Miguel Sabah 5. Riascos, del Puebla.
¿El mejor equipo? América, al fin encontró orden y sacó un triunfo valiosísimo en una cancha muy complicada.
¿La atajada? Una doble reacción de Óscar Pérez ante Cruz Azul, para mantener la igualada en el Alfonso Lastras.
¿La figura? Marco Fabián de Chivas, por sus tres goles ante Estudiantes Tecos.
¿El error? Un disparo franco del “Chaco” Giménez que voló increíblemente, muy cerca de la portería.
¿Lo curioso? 2 jugadores salen perjudicados por festejos: Marco Fabián fue amonestado por celebrar un gol simulando dispararle al “Venado” Medina en la cabeza. Dejando de lado la polémica que dicha celebración ha levantado en los medios, creo que no fue la manera más prudente de celebrar, dada la situación actual del país. También Riascos, jugador de Puebla, en la euforia de su gol celebró quitándose la camisa, sin recordar que minutos antes ya había sido amonestado, por lo que tuvo que abandonar el terreno de juego entre lágrimas.
¿Lo negro del arbitraje? La amonestación a Kristian Álvarez, de Chivas, amonestado a los 30 segundos de haber entrado al juego por –en palabras del árbitro- faltas reiteradas. Minutos más tarde saldría expulsado. Increíble la falta de concentración del árbitro Miguel Ángel Flores.

miércoles, 12 de octubre de 2011

La otra liguilla: La liguilla por el no descenso.

Corría el año de 1968, y a los entonces dirigentes de la Federación Mexicana de Fútbol se les ocurrió una idea para hacer más emocionante y entretenida -dramática, diría yo- la forma en la que se definiría el descenso de la Primera División: la Liguilla del descenso.

Ustedes dirán: ¿Liguilla del qué? Les explico: este torneo era una serie en la que se enfrentaban los dos o cuatro clubes con menos puntos obtenidos durante el campeonato, siempre y cuando no existieran más de cuatro puntos de diferencia entre los involucrados. Lo curioso es que el equipo que avanzaba era quien perdía, esto cuando se disputaba esta liguilla entre 4 equipos. Es por eso que este mini-torneo no se jugó todos los años en los que el formato estuvo vigente, ya que en algunas temporadas el último lugar de la tabla estaba separado por varios puntos -mas de cuatro- de sus más cercanos competidores, como el caso del Unión de Curtidores de 1984, que sólo cosechó 19 unidades, por 30 del penúltimo lugar, Atlético Potosino.

Esta liguilla es incluso más antigua que la que define al campeón, misma que se instauró para la temporada 1970-1971.

A continuación les presentamos las radiografías de todas las liguillas por el descenso que se disputaron en el torneo mexicano entre 1968 y 1985, período durante el cual estuvo vigente este sistema:

1968-1969
Serie disputada entre el Oro de Guadalajara y los Jabatos de Nuevo León. El formato original indicaba un solo juego disputado en cancha neutral (la sede elegida fue la Ciudad de México); pero debido a que empataron se tuvo que jugar un segundo juego, el cual también terminó empatado; así que se decidió que jugaran un tercer partido, en el que finalmente el equipo tapatío venció y salvó la categoría. En los dos primeros partidos se jugaron incluso tiempos extra.

Marcador global: Nuevo León 3 Oro 4
Descendió: Jabatos de Nuevo León.

1970-1971
Serie disputada entre los últimos lugares de cada grupo (Este año se inauguró también la liguilla por el título y el sistema de grupos, que en este caso sólo eran 2, con 9 equipos cada uno). En esta temporada se decidió que la serie se jugase en formato de ida y vuelta, esto es, a visita recíproca. Pero al terminar empatados en el marcador global, se jugó un tercer juego en cancha neutral (la ciudad de León). Pachuca se salvó, mientras que los Zorros sufrieron el segundo descenso de su historia.

Marcador global: Pachuca 5 Atlas 3
Descendió: Atlas

1971-1972
Primera serie en la que participaron 4 escuadras. Veracruz y Atlético Español, últimos 2 lugares del grupo 1, se midieron ante Torreón e Irapuato, últimos 2 lugares del grupo 2. El penúltimo del grupo 1 se enfrentó al último del grupo 2, y el penúltimo del grupo 2 al último del grupo 1; por lo que los enfrentamientos quedaron de la siguiente forma:

Torreón - Atlético Español (3-4 global)
Veracruz - Irapuato (3-1 global)

Los perdedores se enfrentaron en un partido único en cancha neutral (Guadalajara fue la sede elegida), y el perdedor descendió a Segunda División. El infortunado club que acabó relegado de la Primera División esta temporada fue la trinca fresera de Irapuato.

Marcador global de la final: Torreón 1 Irapuato 0
Descendió: Irapuato

1972-1973
Por segundo año consecutivo la serie se disputó con 4 clubes. Zacatepec y Pachuca se midieron ante los dos equipos de la ciudad de Torreón: Laguna y los Diablos Blancos de Torreón. La primera ronda se jugó de la siguiente manera:

Zacatepec - Laguna (1-4 global)
Torreón - Pachuca (1-0 global)

Por lo que la serie definitiva para conocer al equipo que descendería la jugaron Zacatepec y Pachuca, en esta ocasión a visita recíproca. El primer partido -jugado en Pachuca- terminó empatado, mientras que en la vuelta los cañeros hicieron valer su condición de local, y con un apretado 1-0 lograron mantener la categoría; en tanto que los "tuzos" regresaron a la división de plata, de la que tardarían 19 años en salir.

Como dato curioso, los nombres de los dos grupos de esta temporada llevaron los nombres de dos grandes figuras del fútbol mexicano: Luis "Pirata" Fuente y Juan "Trompo" Carreño.

Marcador global de la final: Zacatepec 1 Pachuca 0
Descendió: Pachuca

1973-1974
En esta edición solamente participaron 2 equipos: Los "Santos" de San Luis y la "Ola Verde" de la Laguna; ambos por ser los últimos lugares de cada grupo. Tras empatar sin goles en el "Plan de San Luis", Laguna sacó un valioso triunfo en su estadio, el "Moctezuma" (el viejo estadio Corona) y se salvaron de descender. San Luis regresaría dos años después a Primera.

Marcador global: Laguna 2 San Luis 0
Descendió: San Luis

1975-1976
Esta serie causó gran expectativa, debido a que el Atlante era un club que hasta ese entonces había participado en todas las temporadas de la Primera División. Junto con América y Guadalajara, era el único equipo fundador de la liga que había jugado ininterrumpidamente desde 1943, por lo que el morbo de ver caer a los "prietitos" a Segunda hizo que la atención de la afición en general se centrara en sendos cotejos. Los "cachorros" hicieron válida su condición de local en la ida, y con un empate sin goles en la Ciudad de México les bastó para relegar a los Potros de Hierro a la división de ascenso; de la cual saldrían al año siguiente. La cobertura que recibió el descenso azulgrana en la prensa deportiva de la época fue amplia: en varios diarios fue noticia de ocho columnas y primeras planas.

Marcador global: Atlante 1 Atlético Potosino 2
Descendió: Atlante

1976-1977
La serie de este año enfrentó al equipo que había sido campeón del Copa el año anterior, Tigres; en contra de unos Cañeros que ya se habían salvado en una ocasión de la quema. La ida, jugada en el "Coruco" Díaz terminó igualada a 2 tantos; pero los de la UANL hicieron valer su condición de local en la vuelta y con un 2-1 a favor (4-3 global), condenaron a los Cañeros al tercer descenso de su historia.

Marcador global: Tigres 4 Zacatepec 3
Descendió:Zacatepec

1977-1978
Atlas volvió a disputar una serie por el no descenso, y le tocó enfrentar a un equipo Curtidor que venía de dar buenas temporadas en Primera División. En el primer partido, jugado en el estadio "La Martinica" de la ciudad zapatera quedaron empatados a 0 goles, por lo que muchos supusieron que el Atlas tenía toda la ventaja para salvar la categoría; mas el conjunto cuerero daría la gran campanada al ganar la vuelta en un partido dramático jugado en el estadio Jalisco, por marcador final de 4 goles a 2. Atlas regresó al año siguiente, en 1979, y desde entonces se ha mantenido en la máxima categoría.

No obstante, el tiempo le daría una revancha deportiva al Atlas, ya que ambos equipos se medirían más adelante en una nueva liguilla.

Marcador global: Atlas 2 Unión de Curtidores 4
Descendió: Atlas

1979-1980
Unión de Curtidores cayó por segunda ocasión a la lucha por la permanencia, y de nueva cuenta ante un conjunto tapatío, en este caso los "Gallos Azucareros" de Jalisco. En la ida, jugada en el estadio Jalisco, el cuadro de casa sacó un apretado triunfo por 2 a 1; pero en la vuelta, jugada en León, Gto., Unión de Curtidores consiguió una ventaja de 3 goles a 1, suficiente para salvar a los guanajuatenses por segundo año consecutivo; mientras que los Gallos se fueron para no regresar. Estuvieron muy cerca de volver a Primera en 1984, pero perdieron la final ante Zacatepec.

Marcador global: Unión de Curtidores 4 Jalisco 3
Descendió: Jalisco

1980-1981
Reza el dicho que "la tercera es la vencida", y eso fue lo que le ocurrió al Unión, ya que por tercera ocasión se vieron envueltos en la lucha por evitar el ser relegados de la máxima categoría, y -cosas de la vida- su rival fue el mismo equipo al que habían mandado a Segunda 3 años atrás, los rojinegros del Atlas. Estos últimos venían de imponer una serie de récords negativos en la liga, incluyendo derrotas consecutivas (9), 11 partidos sin anotar gol (1075 minutos) y 11 años sin calificar a una liguilla por el título (1973-1984, en ese año llevaban 8 años apenas). Atlas ganó la ida en su casa, y aunque perdió la vuelta, el gol anotado en la casa de los Curtidores fue suficiente para inclinar el marcador global a su favor, por lo que obtuvieron su revancha, al mandar a Segunda al equipo que 3 años antes había hecho lo mismo con ellos. Unión de Curtidores regresó a Primera 2 temporadas más tarde.

Marcador global: Unión de Curtidores 2 Atlas 3
Descendió: Unión de Curtidores

1981-1982
El Atlas seguía de capa caída, para estas fechas parecía un invitado asiduo a esta competencia. Su rival en esta ocasión fue la Jaiba Brava del Tampico, equipo que había reaparecido en Primera tras comprar la franquicia del San Luis en 1977. En la ida, Atlas sacó una apretada victoria por la mínima diferencia, mientras que en la vuelta el Tampico ganó por el mismo marcador; razón por la cual fue necesario un tercer partido de desempate (no existía el criterio de gol de visitante en esa época). Ironía del destino -o no-, la sede escogida para el tercer partido fue el "Plan de San Luis" de la capital potosina, en donde el Atlas se alzó con el triunfo. Tras el descenso la Jaiba Brava desapareció, pero el fútbol no abandonaría la ciudad de Tampico, puesto que la franquicia de los Atletas Campesinos de Querétaro fue trasladada al puerto tamaulipeco, en donde se creó una nueva escuadra: el Tampico-Madero.

Marcador global: Atlas 4 Tampico 2
Descendió: Tampico

1982-1983
Al final de esta temporada, se midieron en la liguilla los entonces "Canarios" del Atlético Morelia y los cañeros del Zacatepec. Fue una serie emotiva y llena de dramatismo, pues Morelia sacó una ventaja de dos goles en la ida, jugada en el "Venustiano Carranza", mientras que Zacatepec se alzó con la victoria en la vuelta. Al quedar empatados en el marcador global, fue necesario jugar un tercer partido en cancha neutral, y la sede elegida fue el Estadio Azteca de la ciudad de México. Ahí los michoacanos se alzaron con la victoria en un partido no apto para cardiacos, y se dice que saliendo del estadio, antes de regresar a tierras Purépechas, pasaron a la Basílica de Guadalupe para dar gracias por haber conseguido la salvación. Zacatepec regresaría a Primera un año después.

Marcador global: Atlético Morelia 5 Zacatepec 4
Descendió: Zacatepec

1984-1985
En esta última edición de la liguilla del descenso se enfrentaron los entonces "Electricistas" del Necaxa contra el Zacatepec. Necaxa ganó la ida, y en la vuelta se impusieron en la difícil cancha del "Coruco" Díaz por 1 a 0, por lo que condenaron a los Cañeros a un nuevo descenso (el quinto y definitivo en su historia, pues nunca más han podido regresar al máximo circuito). Después de esta serie se decidió cancelar esta liguilla, pues los terribles hechos de violencia suscitados dentro y fuera de la cancha (además de la bronca entre los jugadores y en las gradas, los aficionados quemaron parte de las tribunas, rompieron las porterías e incluso destruyeron el marcador electrónico) no pudieron ser contenidos a tiempo.

Marcador global: Zacatepec 1 Necaxa 3
Descendió: Zacatepec

En el siguiente vídeo (los dos primeros minutos) pueden ver parte de la pelea suscitada después de que el Necaxa le ganara al Zacatepec en su estadio, en 1985. Desde entonces Zacatepec no ha podido regresar a Primera, y debido a estos grotescos incidentes, la liguilla por el no descenso fue cancelada. En 1991 se pondría en efecto el sistema del "Porcentaje", pero esa es ya otra historia. Disculpen la calidad y el título del vídeo, pero es la única prueba que encontramos acerca de esta "otra" liguilla.

Total de liguillas disputadas: 13
Liguillas disputadas por equipo:
  1. Atlas: 4
  2. Zacatepec:4
  3. Unión de Curtidores: 3
  4. Pachuca: 2
  5. Laguna: 2
  6. Torreón: 2
  7. Nuevo León: 1
  8. Oro: 1
  9. Atlético Español: 1
  10. Veracruz: 1
  11. Irapuato: 1
  12. San Luis: 1
  13. Atlético Potosino: 1
  14. Atlante: 1
  15. Tigres: 1
  16. Jalisco: 1
  17. Tampico: 1
  18. Atlético Morelia: 1
  19. Necaxa: 1
Equipos descendidos bajo este formato:
  1. Zacatepec: 3 (1977, 1983, 1985)
  2. Atlas: 2 (1971, 1978)
  3. Nuevo León: 1 (1969)
  4. Irapuato: 1 (1972)
  5. Pachuca: 1 (1973)
  6. San Luis: 1 (1974)
  7. Atlante: 1 (1976)
  8. Jalisco: 1 (1980)
  9. Unión de Curtidores: 1 (1981)
  10. Tampico: 1 (1982)
Como podemos darnos cuenta, la Liguilla por el no descenso fue un torneo que tuvo por intención el aumentar la emoción entre los aficionados, dando oportunidad a los equipos involucrados de salvar una mala temporada en series de ida y vuelta, o partidos únicos. Sin duda que lo lograron con creces, ya que estos cotejos solían ser encuentros duros, llenos de momentos de drama y angustia, pero también de orgullo y gloria; a veces con sus momentos no gratos, pero que sirvieron para avivar el furor, la pasión y el cariño por unos colores en muchísimos aficionados, quienes quedaron marcados de manera permanente por los héroes y las hazañas gestadas en estos campos de batalla. Es parte de la pasión del fútbol.

lunes, 10 de octubre de 2011

RAFAEL GARZA GUTIÉRREZ “RÉCORD”


Este 12 de octubre se cumplen 95 años de la fundación de uno de los equipos más emblemáticos del futbol mexicano, tan querido como odiado: “Las Águilas del América“. Imperdonable no recordar en esta fecha a quien fuera uno de sus más ilustres fundadores y a la postre uno de sus más grandes ídolos: Rafael Garza Gutiérrez “Record”.
Garza Gutiérrez nació en México D.F, en 1902 y, junto con otros jóvenes que vivían por los rumbos de Santa María la Ribera y estudiaban en colegios maristas, formó, en 1916 un equipo llamado “Récord”, del cual tomaría el sobrenombre.
No obstante, rara vez este equipo contaba con jugadores suficientes para jugar partidos por lo que poco después decidió fusionarse con otro equipo juvenil de los mismos rumbos llamado “Colón”.
Esta unión se concretó el 12 de octubre de 1916, y, en vistas de que en esa misma fecha se celebraba la llegada de Cristóbal Colón al continente, fue bautizado por unanimidad con el nombre de “América”.
Record fue uno de los participantes en la reunión y también formó parte del equipo que ingresó a la liga mayor con vistas a la temporada 17-18, al lado de elementos como el célebre portero “Nacho” de la Garza, Rafael Rosales, Leobardo Salido, Luis Fabré y Adeodato López.
La seguridad que brindaba a la defensa y su gran liderazgo provocaron que muy pronto se le nombrara capitán del equipo. Asimismo, fue parte fundamental del tetra campeonato logrado por los cremas de 1924 a 1928 y fue uno de los integrantes de la primera selección mexicana, la cual enfrentó a Guatemala en diciembre de 1923.
Con el equipo nacional -entonces de camiseta guinda y pantaloncillo y calcetas azul marino- disputó también los Juegos Olímpicos de Amsterdam 1928, y el primer mundial de la historia, celebrado en 1930, en la República Oriental del Uruguay.
Aunque los resultados no fueron en absoluto buenos -cinco derrotas en cinco partidos disputados entre ambos torneos-, Récord siempre se distinguió por la garra y la entrega con que defendió al equipo nacional.
Su retiro llegaría en 1932 y de inmediato asumiría la dirección técnica del equipo de sus amores. Dos años después, tras la renuncia de Aurelio Pérez Meléndez, tomó el timón de la selección nacional, a la cual dirigiría en las eliminatorias rumbo al mundial de Italia 34, y que tristemente sería eliminada en la antesala del torneo por Estados Unidos, en Roma, bajo la mirada del mismísimo Benito Mussolini.
Pero no todo fue malo para Récord en las muchas ocasiones en que, entre 1934 y 1949, dirigió a la selección nacional, también cosecharía triunfos cómo la obtención del Campeonato Centroamericano y del Caribe de Fútbol de 1938, teniendo en la cancha a leyendas como Luis “Pirata” Fuente y Horacio Casarín.
También dirigió por muchos años al América (Con el que obtuvo el campeonato de Copa de 1938.) y entrenó por algunos meses a los Pumas en 1956, cuando éstos todavía jugaban en segunda división. Rafael Garza Gutiérrez murió el 3 de febrero de 1974.

Los goles de la jornada 12

Para que no pierdas detalle alguno, aquí están todos los goles de la jornada 12.

Estudiantes 2-3 Monterrey


Querétaro 1-3 Santos


Cruz Azul 2-0 Puebla


Tigres 4-1 Pumas


Pachuca 1-0 Jaguares


Atlas 2-2 Tijuana


Atlante 1-1 San Luis


Toluca 0-0 Chivas


América 1-1 Monarcas

jueves, 6 de octubre de 2011

EL PRIMER SANTOS LAGUNA



Los Guerreros del Santos Laguna, uno de los equipos más ganadores de los últimos años acaba de cumplir 28 años de vida. ¿Pero saben como surgió? ¿Por que se llama Santos?
Originalmente había un equipo que jugaba en Tlaxcala, en Segunda División B, su nombre era "Santos de la Trinidad". En 1983, el equipo es comprado por el IMSS, que para entonces también era dueño del Atlante y el Oaxtepec, y se lo lleva a la Comarca Lagunera. El equipo conservó su mote de "Santos", al que se añadió el nombre de la población en la que a partir de ese momento jugaría: "Laguna" y el de la institución a la que pertenecía: "IMSS".
Así pues, este nuevo equipo. el Santos Laguna IMSS debuta en Segunda División B en la temporada 83-84, siendo la siguiente su primera alineación: Joel Flores Contreras en la portería, José González, Juan "Cotorra'' Rodríguez Arellano, Federico Haro y José Alberto González en la defensa, Fernando de la Rosa y Gerardo Dávila en el medio campo, Guillermo "Choque'' Galindo, José Luis "Puma'' Rodríguez, José Próspero Hernández de la Fuente y Gerardo González Gutiérrez en la delantera.
Ese mismo año, el equipo coahuilense sería campeón, ascendiendo a Segunda División "A", en la cual permanecería cuatro años luchando infructuosamente por ascender. Al no lograrlo, en 1988 compra la franquicia de los Ángeles de Puebla y entonces, sin el apelativo de IMSS -ya no era patrocinado por el Seguro Social para ese entonces-, y con sus tradicionales rayas horizontales sobre el pecho, llegó a la Primera División, siendo su primer técnico Carlos "La Banana" Ortíz.

La foto corresponde al primer equipo lagunero, es curioso que todavía no utilizaban su uniforme caracerístico -aunque los colores sigan siendo los mismos- y que su escudo era muy similar al Santos de Brasil.

miércoles, 5 de octubre de 2011

La regla número 1


El otro día, al ver un partido de la “Concachampions”, escuché a uno de los comentaristas preguntarle a Mario Carrillo acerca del cómo lograr que brillaran un par de jugadores talentosos (omito nombres para no quemar a nadie) que simplemente no aparecían en el terreno de juego. Él comentó que era una pregunta larga y difícil de responder, por lo que la interrogante quedó ahí, en el aire.

Después de reflexionar acerca de ello, llegué a varias conclusiones. De entrada, creo que en esta época el fútbol es mucho más que un deporte: es un espectáculo, es un sentimiento, es un signo tanto de unión como de división; es un negocio, es un trabajo, es una expectativa que puede tanto unir naciones, como ponerlas en guerra. Los altos salarios, los lujos, las mujeres, la fama, el reconocimiento, la idolatría y todo lo que rodea a aquellos que triunfan en este juego han modificado la conducta de quienes lo practican a nivel profesional, y muchas veces desvían, incluso, las metas originales que dicha actividad recreativa plantea.

Lo remarqué arriba, y hago hincapié en algo que es tan simple, que muchas veces olvidamos o pasamos por alto: el fútbol es, ante todo, un JUEGO. Su esencia es sencilla, como lo es su ejecución. Si revisamos el diccionario, nos encontramos con las siguientes definiciones:

Juego:
1. m. Acción y efecto de jugar.
2. m. Ejercicio recreativo sometido a reglas, y en el cual se gana o se pierde.

Deporte:
1. m. Actividad física, ejercida como juego o competición, cuya práctica supone entrenamiento y sujeción a normas.
2. m. Recreación, pasatiempo, placer, diversión o ejercicio físico, por lo común al aire libre.

Por lo que podemos concluir que el juego y los deportes son actividades lúdicas y de competencia, donde siempre habrá un ganador y un perdedor, en donde también hay reglas qué contemplar y cuya finalidad es la de divertirse, ejercitarse y convivir. Viéndolo así, el fútbol es una cosa bastante sencilla, tanto que cualquiera puede practicarlo. Y es ese el meollo del asunto: el fútbol divierte, entretiene, enseña; se socializa y se aviva el espíritu de la noble competencia… Claro, todo eso suena muy bien en palabras, pero habrá que ver si realmente es así en la vida real.

Existe un concepto que se usa mucho a la hora de buscar o elegir un trabajo: “Haz lo que te gusta”. Hoy en día veo a muchos jugadores profesionales, y siento que no están disfrutando lo que hacen. Algunos de ellos tienen cualidades increíbles, tienen ‘madera’ para ser cracks, pero simplemente no la sacan a relucir, o lo hacen a cuentagotas. Así como el oficinista que detesta su trabajo pero sobrelleva la rutina, veo que a algunos futbolistas les pesa el serlo. Y en parte los entiendo: Millones pueden portar con orgullo una playera y sentir pasión por determinados colores, pero al final son sólo 11 quienes tienen en sus hombros –en sus pies, mejor dicho- la responsabilidad de ganar. No ha de ser fácil el tratar de divertirte cuando sabes que esas cámaras que están fuera del campo están siguiendo cada uno de tus movimientos, y tanto pueden inmortalizarte como también pueden magnificar cualquier error que cometas. Sin embargo, habría que hacer un ejercicio de reflexión y preguntarse si realmente se está ahí por el juego mismo o por los beneficios, lujos y tratos VIP que el ser estrella del fútbol conlleva.

No se trata de juzgar ni de criticar, pero me parece que todo futbolista que tenga el privilegio –y digo ‘privilegio’ porque unos cuantos ocupan el lugar con el que miles, millones sólo pueden soñar- de pisar las mejoras canchas del orbe, vestir los uniformes más comprados y jugar en los escenarios más importantes no debe ser factor para evitar divertirse; después de todo, ellos pueden afirmar que son lo bastante inteligentes, hábiles y trabajadores para estar en el lugar que están. Seguramente, al igual que todos nosotros, comenzaron pateando latas vacías, jugando con pelotas hechas de trapo y anotando goles entre un par de piedras mal acomodadas en un campo polvoso; también rompieron vidrios y jarrones, abollaron carros y dejaron escapar algún canario al abrir su jaula de un balonazo.

¿Cómo hacerle, pues, para que los jugadores hábiles pero displicentes muestren su real nivel, y aparezcan en los momentos más importantes? Me parece algo sencillo: recordándoles por qué se enamoraron de este juego; trayendo a la memoria sus primeras pelotas, sus primeros goles, sus primeros amigos con los que jugaron “retas”, “coladeras” o “cascaritas”. No he tenido la oportunidad, pero si algún día se me da el dirigir a un equipo de fútbol, sea cual sea su nivel, lo primero que les enseñaría a los chavos sería a divertirse, a disfrutar del juego, a gozar del correr tras el balón y de sentir la gran felicidad de anotar un gol, no importando si es en una final de Copa del Mundo, en la portería sur del Maracaná o en cualquier cancha de fútbol 7. Ese niño interior, que no hace sino disfrutar y divertirse, debe ser el mismo que patee un penal decisivo en una final de Champions League, que califique a su nación a un mundial o que logre un ascenso a Primera División. Si uno no se divierte jugando al fútbol, lo demás será inútil e innecesario.

lunes, 3 de octubre de 2011

Por si no lo viste: la jornada 11

Como ya se está volviendo tradición, les presentamos todos los goles de la jornada 11, que a mi parecer fue muy floja y rompe el buen ritmo que el fútbol mexicano parece retomar por momentos. Querétaro dejó de sorprender para afianzarse como una realidad, Estudiantes tomó oxígeno puro en Michoacán, América sigue cayendo al abismo, y los Xolos siguen sin hacer pesar su condición de local. En esta ocasión les dejamos a ustedes, queridos visitantes y amigos de este blog, que nos comenten qué les pareció lo mejor y lo peor de esta undécima jornada del Apertura 2011.

Jaguares 1-1 Atlas

U.N.A.M. 1-0 América

Morelia 0-2 Estudiantes

Monterrey 0-0 Toluca

Guadalajara 0-1 Querétaro

Santos 1-0 Cruz Azul

Atlante 0-1 Pachuca

San Luis 2-1 Puebla

Tijuana 1-1 Tigres

NOTA: Les dejo un vídeo del color del Rayados-Diablos debido a que, por obvias razones, no hay vídeos con el resumen del juego, puesto que no hubo goles. El crédito de dicho vídeo es para la empresa Multimedios de la ciudad de Monterrey, N.L.