Páginas vistas en total

miércoles, 24 de agosto de 2011

EL CAMPEONATO DEL CENTENARIO



En 1921 a instancias del presidente Álvaro Obregón se llevaron a cabo los Juegos Deportivos del Centenario, esto con el objetivo de festejar los cien años de la consumación de la independencia de México. En dicho certamen se decidió incluir un torneo de fútbol, el cual sería el primero de carácter verdaderamente nacional celebrado hasta entonces en el país, pues anteriormente tan sólo se jugaban campeonatos locales: el del Distrito Federal, el del Estado de México, el de Jalisco, el de Guanajuato, etc…
Así pues, para participar en este torneo de eliminación directa a jugarse entre el 7 de agosto y el 25 de septiembre se enlistaron 15 equipos:

CAPITALINOS:
España y Asturias (De la colonia española.)
L`Amicale Francaise (De la colonia francesa)
Germania (Fundado por inmigrantes alemanes)
Reforma Athletic Club (Uno de los fundadores de la Liga Mayor en 1902, de origen inglés.)
Club México
América
Luz y Fuerza (Equipo que en 1923, tomaría por nombre Necaxa)
Deportivo Morelos (Equipo que actuaba en ligas llaneras.)

VERACRUZANOS:
Asociación Deportiva Orizabeña (ADO)
Iberia de Córdoba
Veracruz Sporting

JALISCIENSES:
Guadalajara
Atlas

HIDALGUENSES:
Pachuca Athletic Club (El cual entró hasta la segunda fase del torneo.)

Los resultados de la primera ronda fueron los siguientes:

América 0-2 Asturias
Iberia 1-0 México
Guadalajara 3-4 Amicale
Reforma 1-0 ADO
España 1-0 Germania
Atlas 3-1 Luz y Fuerza
Morelos 1-3 Veracruz

Los cuartos de final quedaron así:

Pachuca 0-7 Asturias
Iberia 1-3 Amicale
Reforma 0-1 España
Atlas 2-1 Veracruz Sporting

A semifinales llegaron pues, tres equipos de colonias extranjeras (España, Asturias y Amicale) y sólo uno que jugaba con jugadores mexicanos, el cual también, por cierto, era el único equipo de provincia: El Atlas de Guadalajara

Las semifinales quedaron así

España 2-0 Atlas
Asturias 5-3 Amicale

Así pues, la final del Campeonato del Centenario, resultó ser para dos equipos hispanos, lo cual desató la furia de la afición mexicana, que durante todo el partido no dejó de gritar: ¡Mueran los Gachupines!

El campeón fue el poderosísimo España, quien dio cuenta de su archirrival dos goles a cero.

2 comentarios:

  1. No he escrito nada en meses, camarada. En cuanto resurja la inspiración será actualizado.

    ResponderEliminar