Páginas vistas en total

jueves, 5 de mayo de 2011

El ascenso: la ventaja del primer torneo

Tigres de la U.A.N.L, primer equipo en conseguir el ascenso en la época de los torneos cortos.

Tenemos que ser sinceros: El no estar en Primera División representa un verdadero infierno. No sólo el valor monetario de una franquicia se reduce considerablemente; también implica el estar en un limbo cultural, mediático y de relevancia a nivel social. Varios son los ejemplos de equipos con mucha tradición que han caído en este abismo, y les ha costado salir.

Una de las razones por las que resulta extremadamente complicado regresar es por el formato de competencia, y los múltiples cambios que éste ha sufrido: En algún momento se tuvieron 27 equipos, muchos de los cuales no tenían "derecho de ascenso" pues no cumplían con los requisitos que la Federación exige. Además sólo existe UN ascenso por año, ¡UNO! cuando en las ligas más importantes del mundo se habla de 3 descensos y ascensos por temporada, además de las famosas "promociones". En Italia, hasta hace unos años (2004 me parece) la Serie A estaba conformada por 18 equipos, de los cuales descendían automáticamente los últimos cuatro lugares en la tabla general.

Otra gran traba es el calendario: Al igual que en Primera División, el formato de competencia del año futbolístico e el Ascenso se divide en dos torneos cortos. Los equipos que resulten campeones en cada uno de estos torneos se enfrentan al final de la temporada, con el objetivo de conseguir el anhelado ascenso a Primera. En caso de que un equipo sea campeón de ambos torneos, su ascenso es automático. Esta forma de competir representa un gran desgaste para los participantes, ya que el ser campeón no es suficiente, no garantiza más que medio boleto.

A lo largo de casi 20 años, la tendencia de esta forma de elegir al equipo que ocupe un lugar en Primera se inclina hacia quienes son campeones en el primer semestre de competencia. Han subido 10 equipos (Pachuca 1998, Irapuato 2003, Dorados 2004, San Luis 2005, Puebla 2007, Indios 2008, Querétaro 2009, Tijuana 2011, La Piedad 2013 y U. de G. 2014) que conquistaron los torneos de Invierno/Apertura; 5 escuadras que han salido campeones en los torneos de Verano/Clausura (Curtidores 1999, La Piedad 2001 y 2013, San Luis 2002, Querétaro 2006) y sólo 3 equipos que han salido bicampeones (Tigres 1997, Irapuato 2000, Necaxa 2010).


Los números indican que, quienes resultan campeones durante el primer torneo corto parten con una gran ventaja -sobre todo del tipo mental- a la hora de encarar la segunda mitad de la competencia. Se saben seguros de tener ya medio boleto rumbo a Primera, y esperan a que la serie decisiva llegue. Para los campeones del segundo semestre, por el contrario, la carga se vuelve más fuerte al saber que, aparte de los 6 partidos que se tienen que jugar de liguilla, se tendrán que enfrentar 2 partidos extra si se quiere en verdad formar parte de la élite futbolística nacional. Afortunadamente, hoy en día el formato de calificación a la liguilla es más considerado: Ya no existen los grupos, el superlíder del certamen accede de manera directa a semifinales, mientras que del 2 al 7 pelean por los otros tres cupos. El que sólo tres equipos hayan logrado la hazaña de salir campeones en los dos torneos nos habla de la gran dificultad que esto implica.


Las propuestas

Aún así, creo que es injusto que se mantenga un sólo ascenso y descenso por año. Debe vencerse el miedo a caer en la liga de Ascenso al fortalecerla, arraigar el cariño de la gente por los equipos de su localidad, promover la creación de nueva infraestructura (estadios, casas-club, instalaciones), buscar acciones de apoyo y asistencia social así como crear verdadero arraigo, ya que es cosa común que los equipos se muden, cambien de nombre o desaparezcan constantemente en esta división.

También los medios nacionales deberían darle más espacio para informar del acontecer de esta liga; tienen las condiciones necesarias para crear un producto altamente rentable y consumible, dejando de lado la idea de que esta división es un "cementerio" para veteranos y forjar un verdadero semillero en el que, sin filiales directas -como en su momento lo fueron Cruz Azul Hidalgo, Pumas Morelos o Atlante Neza- los nuevos valores encuentren una liga en donde tengan un verdadero fogueo, con miras a tener una gran carrera más tarde en la Primera División. Se trata de inyectarle -en síntesis- dinero, seriedad y empuje mediático a una liga que ha demostrado ganas de crecer, pero aún tienen muchos obstáculos en su camino. Teniendo plazas tan tradicionales en esta rama, es increíble que no se haya creado un nicho de mercado interesante -ahora que estamos en la época de la mercadotecnia- para este sector futbolero.

Y otra cosa... Otro gran soporte para el crecimiento de esta liga es el aumentar las opciones de ascenso. Si tanto miedo les da el que haya más de un descenso al año, creo que es más que justo que el equipo que pierda la final de ascenso se enfrente en una promoción al penúltimo lugar de la tabla de cocientes. Sin duda aumentaría la expectación en la parte baja de la tabla, también. Pero hasta que lo deportivo no se imponga ante los intereses económicos, veo poco viable que un cambio así se pueda dar... ojalá me equivoque.

4 comentarios:

  1. De acuerdo contigo Cacho la Liga de Ascenso tiene un gran potencial, la idea de aumentar el número de ascensos y descensos suena atractiva, aunque dudo que lo hagan pronto. Interesante saber que suelen ascender con mayor frecuencia los campeones del primer torneo que los del segundo, cuando la lógica indicaría, lo contrario. Coincido contigo, los medios deberían darle mucho más cobertura a ésta división.

    ResponderEliminar
  2. Soy yo Paco, solo que no me fije que había entrado al blog desde la cuenta de mi hermano.

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja, no hay bronca, me lo supuse. Pues sí, lo deportivo sigue pasando a segundo plano cuando se trata de más dinero, ¿pero qué puedes esperar de una liga que ya parece de fútbol americano, cuando se hace "obligatoria" la pausa para la hidratación, y aprovechan para meter comerciales?

    ResponderEliminar
  4. Ya ni la inventan es rídiculo lo que las televisoras están haciendo. Pero así van a seguir mientras les permitan seguir siendo dueñas no solo del fútbol, sino del país.

    ResponderEliminar